El fantasma de Alice de Janzé: memorias del Happy Valley

Por: Mayte Toca (texto y fotos)

Personajes como Idina de Sackville, Lord Errol, Dennys Finch Hatton, Karen Blixen, Beryl Markham o Alice de Janzé se pasean por las paginas de mi biblioteca una y otra vez, saltando de un volumen a otro. Todos ellos fueron testigos de un escenario lejano y vibrante.

Siempre me he sentido atraida por la historia de la época colonial en África. He pasado tardes enteras leyendo algunas de las palpitantes vidas relatadas en los libros de Javier Reverte, o de biografías de mujeres aventureras, viendo todas las posibles películas de esa apasionante era: Memorias de África, White Mischief, Mogambo, El Fantasma y la Oscuridad ( sobre los leones devoradores de Tsavo)…

Kenia está aún cargado de los recuerdos que hombres y mujeres aventureros dejaron a su partida con la descolonización

Kenia es tierra de exploradores y colonos. El país está aún cargado de los recuerdos que estos hombres y mujeres aventureros dejaron a su partida con la descolonización. Auténticas mansiones inglesas envejecen entre los valles perdidos de Wanjohi y los alrededores del Monte Kenia, a unos 200 kilómetros de Nairobi. Algunas de estas mansiones son hoy museos, otras colegios, restaurantes, otras están abandonadas y otras están aún en posesión de los descendientes de colonos.

Hay uno de aquellos personajes de esa época que me persigue últimamente. Suele ocurrir a veces que hay sujetos de la historia que se te aparecen de pronto y sin avisar en todos lados: buscando entre las baldas de la biblioteca, cuando de pronto se cae un libro a tus pies por accidente y resulta que es mucho más interesante que el que ibas buscando, cuando alguien te regala un libro que no esperabas o pones la tele una vez al año y te encuentras otra vez con el mismo personaje… Para mí ese personaje ha sido Alice de Janzé.

Alice, una extraña mujer que poseía un león como animal de compañía, fue amante de Lord Errol en los años 20

Esta extraña mujer que poseía un león como animal de compañía vivió en Kenia allá por los años 20. Fue amante de Lord Errol, misteriosamente asesinado en Ngong Road, Nairobi, en enero de 1941. El asesinato de Lord Errol levantó un enorme revuelo en la época, tanto en Kenia como en Inglaterra, y aún hoy sigue siendo una incógnita. Mucho se ha escrito y filmado sobre este acontecimiento y sobre el famoso y decadente Happy Valley en la Kenia de los años 20. Trás el asesinato de Errol, se procesó a Sir Jock Delves Broughton, marido de la última conquista del Lord, pero fue absuelto por falta de pruebas.

Una reciente biografía de Alice de Janzé escrita por Paul Spicer evidencia nuevas teorías de que fue ella quien apretó el gatillo y asesino a Lord Errol en plena noche y en la soledad de una carretera africana el 24 de Enero de 1941.

Nuevas teorías apuntan a que fue ella quien apretó el gatillo y asesino a Lord Errol en plena noche

Alice de Janzé llegó a Kenia en 1925, en barco desde Marsella hasta Mombasa, en un viaje que duro algo más de un mes. Ya en Mombasa, montó en un tren conocido como The Lunatic Line, ( todavía activo hoy), un trayecto de 24 horas que la llevó hasta Nairobi. Pocos meses más tarde, se compró una granja en el valle Wanjohi, frente a las montañas de Aberdare. Algo la hipnotizó en las montañas y valles de Wanjohi, con su clima suave en plena franja del ecuador y quiso quedarse para siempre. Solo regresó a Inglaterra cuando las circustancias le obligaban. Su vida en Kenia estuvo llena de pasiones y desgracias. Conoció a Lord Errol cuando este estaba aún casado con la también apasionante Idina de Sackville.

Terminó con su vida pegandose un tiro en su granja, ocho meses despues de la muerte de Lord Errol

En una época en el “Happy Valley” en Kenia donde los ingleses usaban el país como si fuese su jardín particular, mataban animales a destajo, se enriquecían exportando pieles y marfil, la ginebra se bebía fría a la sombra de una acacia, deleitándose con los espectaculares atardeceres y el caviar se servía en platos de plata por un criado negro con guante blanco, la vida de Alice de Janzé no estuvo falta de lujos ni caprichos. Decía que solo se encontraba en paz en Kenia. Aún así terminó con su vida, pegandose un tiro en su granja, ocho meses despues de la muerte de Lord Errol. Está enterrada allí, junto a su perro, frente a la montaña Kipipiri.

Mucho tiempo ha pasado desde los días dorados de los colonos en Kenia, pero aún deambulan por ahí los fantasmas de estos personajes que dejaron sus almas entre los bosques y los valles de este fascinante país.

  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share

Comentarios (1)

  • Albena

    |

    Muy interesante!

    Contestar

Escribe un comentario

Últimos tweets

No tweets found.