Tierra de Brujas, de Maria Ferreira. Editado en la colección editorial Viajes al Pasado
El mundo de equipaje. El primer libro de Ediciones ViajesalpasadoEl Maconde Africano de Javier Brandoli. Un libro de Ediciones Viajesalpasado

Mesola: el regalo de los Santos Inocentes

By: Ricardo Coarasa (Testua eta argazkiak)
Mesola Valle de Aisa Huesca
Era la tercera vez en los últimos seis meses que me dirigía hacia ese mismo collado, pero las circunstancias, Edonola ere,, eran bien distintas. Esta vez era el día de los Santos Inocentes y ya había empezado el invierno.
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share
 
 

Carreras de montaña, pero no de limpieza

By: Ricardo Coarasa (argazkiak: R. C./Charly G. Mairal)
collarada desde bacun
No tengo nada en contra de las carreras de montaña. Es una manera de amar la naturaleza muy alejada de la mía, pero igualmente respetable. Sí tengo mucho en contra, Hala ere, de quienes no respetan la montaña o la ensucian impunemente.
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share

Raquetas bajo la luna

By: Ricardo Coarasa (Testua eta argazkiak)
raquetas candanchu
Si a la hora en la que muchos se ponen el pijama estás vistiéndote con ropa de esquí es que algo extraordinario va a pasar. ¿Y qué mejor que partir un Jueves Santo al anochecer hacia la montaña para caminar con raquetas de nieve bajo la luna llena?
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share
 
 

La carrerita de Medellín
By: Ricardo Coarasa (Testua eta argazkiak)

La Carrerita Medellín Badajoz
La Virgen se dirige hacia la imagen de Jesús a toda prisa, con el alborozo propio de quien se reencuentra con su hijo tres días después de su muerte. Es la popular "Carrerita" de Medellín, una tradición que volverá a repetirse el próximo domingo en la villa que vio nacer a Hernán Cortés.
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share
 

Los Molinos: el peso de las estrellas
By: Ricardo Coarasa (Testua eta argazkiak)

Los Molinos Fuerteventura (6)
No sé cuánto pesan las estrellas, pero esa noche pensé que se nos caían todas encima. No podía ser que el cielo soportase tantas juntas sin desmoronarse de manera violenta sobre nosotros. En cualquier momento, no había duda, empezarían a precipitarse.
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share
 
 

Azken tweets