Los bosques mas bellos del mundo

Por: Daniel Landa

Hacía tiempo que no incluíamos una de estas listas “Top 7”. He descuidado los ránkings, lo admito, he olvidado la selección de maravillas. Pero hoy quiero retomar esta sección, recorrer el mundo como lo hacían las ardillas hace siglos, desde Gibraltar a los Pirineos, sin tocar el suelo, según contaba la leyenda. Hoy quiero volver a las copas de los árboles, atragantarme de verde, perderme en los bosques y en las selvas, enredarme en los paisajes verticales de las secuoyas o en maleza impenetrable de las junglas. Y es tanto el mundo vegetal que vengo hoy a contaros, que no me caben en 7 destinos. Así pues, soy consciente del exceso, pero de vergel en vergel me fui a 12 rincones del mundo. Y en todos ellos, encontré también al hombre, conviviendo con las plantas y las bestias.

1-Red Woods (California)

Tortícolis garantizada, bocas abiertas al asombro de un mundo prehistórico, sensación de insignificancia, vértigo invertido mirando el árbol más alto y más esbelto del planeta: la secuoyas de los Bosques Rojos de California. Todo eso sentí paseando entre estos bosques, en silencio, para no interferir en un mundo que escapa a nuestra proporción.

 2-Ngorongoro (Tanzania)

Si el cráter de este volcán es el Edén en la Tierra, la planicie abierta donde desfilan los herederos de Noé, el exterior del volcán forma un paisaje denso, donde al viajero le sorprende el perfil de las acacias entre la bruma. Los babuínos asaltan los caminos, con la misma facilidad que siestean los leones, refrescan sus alas los flamencos y danzan los masais para invocar a la lluvia.

Los babuínos asaltan los caminos, con la misma facilidad que siestean los leones y danzan los masais para invocar a la lluvia.

3-Selvas de Belice

Tan apartado está el país, tan encajado entre los arrecifes de coral y las pirámides mayas que se nos olvidan sus selvas. En ellas habitan los cocodrilos y los tucanes y sobre sus árboles vuela el javirú. Pero además sobreviven al tiempo los menonitas, que con ese deseo de dar la espalda al mundo, eligieron una jungla donde plantar papayas y navegar ríos salvajes.

4-Canaima (Venezuela)

Otro clásico de los grandes ránkings. Y es que el Parque Nacional de Canaima es tal vez es más élfico de los vergeles del mundo. Sus cascadas dan de beber a las caobas y a los jaguares, sus ríos quedan engullidos por la maleza, sus montañas tan viejas como el planeta, sobreviven erguidas sobre bosques sin fin y precipicios sin fondo.

5-Lago Inari (Finlandia)

Todo alrededor es bosque, es aire puro, porque más allá del Círculo Polar Ártico el mundo es más limpio. El otoño sucumbe al ocre de las hojas y el invierno acalla el rumor de los hombres con la elocuencia de la nieve. El lago se congelará y el bosque permanecerá en su sitio a la espera de una primavera que anime el paseo de los osos y el trajín de los salmones.

6-Bosques Nubosos de Chiriquí (Panamá)

El hogar de los colibrís y los tapires. Es la zona de montaña que se inventó el trópico para huir del sopor caribeño. Aquí los hombres siembran las montañas y las panteras negras siembran el terror. Todo está como oculto entre los helechos y las flores gigantes, que aquí la naturaleza también ha perdido el sentido de la dimensión.

Es la zona de montaña que se inventó el trópico para huir del sopor caribeño.

7-Volcán Arenal (Costa Rica)

Es curioso como la furia de los volcanes deja un rastro de vida por todas partes. Sucede en el Ngorongoro y también en el Parque del Volcán Arenal, en Costa Rica. En las faldas del volcán emergen las plantas tropicales como en un arrebato desesperado. La naturaleza quiere compensar la destrucción del magma con la suavidad de las aguas termales y las aves del paraíso.

8-Lago Baikal (Siberia)

Otra vez un lago, refugio de los bosques. Esta vez viajamos a la isla de Oljon, donde crecen, según cuentan, las únicas coníferas del mundo que pierden sus hojas en invierno. Tal es el clima del Baikal, donde apenas viven los nietos de aquellos deportados a Siberia, que aún no se deciden abandonar esa tierra hermosa de hielo y soledad.

 9-Bajo Zambeze (Zambia)

Concentra el África más africana, con sus indígenas moliendo el grano y sus cocodrilos tomando el sol en las orillas de los ríos. Lo describiría como el paraíso si no fuera porque el mundo salvaje puede tornarse en pesadilla. Aquí habitan los nawa con sus búfalos amenazando la vida de los niños y los baobas proporcionando sombra a los más ancianos.

10-King’s Canyon (California)

Otra vez California, que lo quiere todo. No le basta a este lugar con albergar los Red Woods, no, California quiere más y para eso brotó el King’s Canyon, con secuoyas más grandes, si bien no tal altas como la del bosque del norte del estado. Aquí la desmesura es insultante. Se tarda un buen rato en rodear un solo árbol y se tarda toda una vida en olvidar un lugar tan lleno de imágenes gigantes.

Se tarda un buen rato en rodear un solo árbol y se tarda toda una vida en olvidar un lugar tan lleno de imágenes gigantes.

11-Bosques de Araucarias (Patagonia)

La araucaria, la madre de todos los árboles. Sus bosques crecen sin prisa, tan longevos como los mapuches que los habitan. Es hermoso este árbol, que arquea sus ramas con gracia, como si quisiera ponerse a bailar. Me disculparéis la cursilería, pero bien merece algo de lírica este territorio, que inspiró a los antiguos araucanos y que sigue formando una de las grandes reliquias naturales de la Patagonia.

12-Selva del Amazonas (Brasil)

¿Y qué queréis que cuente yo del Amazonas? En el Amazonas caben todos los bosques, aquí tienen lugar todas las vidas y hasta la imaginación más inabarcable se enreda en su maraña de árboles que no terminan nunca. Sólo el hombre amenaza el imperio de las plantas, pero también el hombre, como ya contamos aquí, es capaz de salvar el amazonas de nuestra propia especie.

 

 

 

Búsquedas realizadas:

  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share

Comentarios (5)

  • ¡QUE TE VOY A DECIR' me encanto

    |

    me emocionas siempre, gracias

    Contestar

  • Lydia

    |

    Tienes la capacidad de que con cuatro líneas por lugar, nos den ganas de conocerlos, de que nos los imaginemos e incluso de que pensemos cómo nos sentiríamos en ellos.
    Me ha encantado la expresión “atragantarme de verde”.
    Gracias por contarnos cosas tan bonitas y tan bien contadas.

    Contestar

  • THELMO ZURITA

    |

    TODO ES MUY HERMOSO FELICITACIONES SIGAN PALANTE.

    Contestar

  • Nacho Pardinilla

    |

    Daniel, simplemente impresionante, como siempre!!!
    Me entristece pensar lo mucho que los seres humanos maltramos y destruímos nuestros bosques. estos días las selvas de Borneo e Indonesia están sufriendo terribles incendios para luego plantas palma y soja que nosotros consumimos. Uffff, está a miles de Km pero me entristece como si ocurriera junto a mi casa.
    Mil gracias por regalarnos estas imágentes.

    Contestar

  • Daniel Landa

    |

    pues sí, estamos todos conectados. Lo único que podemos hacer a veces es gritarlo!

    Contestar

Escribe un comentario

Últimos tweets