Crónica desde Garissa, el atentado terrrorista del que no habla nadie

Para: Maria Ferreira (texto e fotos)
Ayer Al Shabaab cometió el mayor atentado terrorista en Kenia desde 1998. Entraron en la universidad de Garissa y mataron a 147 estudiantes. La cifra de heridos se eleva a 70 aunque aún hoy, antes del toque de queda,seguían apareciendo jóvenes con signos de hipoglucemia que se habían escondido en el tejado de la universidad.
La semana pasada Alshabaab amenazó a los cristianos de Kenia, y advirtió al gobierno de que si no se retiraban las tropas de Somalia, la venganza sería inevitable.Hemos estado en el hospital de Garissa, donde sólo se recibieron heridos. Los cuerpos de las víctimas mortales han ido llegando poco a poco hoy a Nairobi donde se han llevado a cabo las tareas de identificación. Los heridos presentaban en su mayoría heridas de bala, aunque también cortes en el cuello. Ahora mismo permanecen en un campamento vigilado por militares donde están siendo atendidos por profesionales.
La población de Garissa es de mayoría somalí. Me cuentan que  el atentado traerá consigo odio y represalias. Algunos vecinos me hablan del odio que sufren por ser somalíes viviendo en Kenia, hablan incluso de vejaciones y amenazas.
Ha sido llamativa la falta de repercusión que este atentado ha tenido en los medios. Recordamos que en el atentado de Westgate, donde murieron personas de varias nacionalidades, los medios se volcaron y la noticia fue portada de los principales diarios durante varios días. ¿Por qué a este atentado se le está dando tan poca importancia? ¿Es porque entre las víctimas no se encontraba ningún Europeo/Americano/Chino? ¿Es que acaso una madre del norte sufre más que una madre del sur?
Estoy en un hotel en Garissa y soy una de las pocas extranjeras sobre el terreno. 147 muertos en Kenia y qué. 147 muertos en Kenia y nuestra dignidad por los suelos, amigos. 147 muertos y el miedo que queda. Y los habitantes de Garissa corriendo por la carretera para llegar a sus casas antes de toque de queda. Y el terror. Y la amenaza constante. Y nosotros hoy durmiendo tranquilos porque hoy, esta vez, a nosotros no nos han hecho pupa. Y total, Garissa está lejos, longe. No es un monstruo debajo de nuestras camas.
Hoy he estado en el hospital de Garissa, he conocido a gente que estuvo ayer en la universidad y sobrevivió, he tenido que parar de trabajar después del toque de queda, y he hablado con familias que han perdido a sus seres queridos. La herida es real, amigos, la he tocado.
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share

Comentários (11)

  • Gracia

    |

    Mucho ánimo y muchas gracias. Y yo, como madre, me uno a todas esas madres anónimas que no entienden por qué hoy ya no pueden hablar con esos hijos que estudiaban para mejorar el futuro de su país. Y que llorarán solas, sin psicólogos que les enseñen a vivir el duelo. Me siento madre del sur y orgullosa de serlo. Graças, Maria

    Resposta

  • Javier Brandoli

    |

    Como siempre un lujo tenerte por aquí María Ferreira. PAV, cuando nació, buscaba tener gente como tú con nosotros. Eres valiente, directa y honesta. Graças!

    Resposta

  • Paula Robles

    |

    Gracias por contar estas cosas. Vivimos en un mundo con demasiada información y estamos totalmente desinformados

    Resposta

  • Jose Vicente

    |

    Es incomprensible esta monstruosidad. Pero algo habrá que hacerEl hombre es un inconmensurable misterio.., pero un monstruo

    Resposta

  • Anthony

    |

    Gracias por tu testimonio que ayuda a que no nos olvidemos de las víctimas de esta barbarie. De nuevo el huevo de la serpiente se esta incubando.

    Resposta

  • Maria

    |

    Tremendo testimonio. Muchas gracias por acercarnos a kenia y darnos información de las q no nos dan los medios. Estas actitudes no te hacen sentir precisamente orgullosa de pertenecer a un continente que da la espalda al dolor y al sufrimiento. La solidaridad y la empatia hacia otros paises depende de los dividendos que nos reporten.

    Resposta

  • Inmaculada

    |

    Compartimos la información en el facebook de la Fundación El Pájaro Azul y en el personal. Trabajamos en la República Democrática del Congo y sabemos que muchas cosas que suceden en el continente africano no tienen espacio en los medios de comunicación.
    Gracias por este testimonio.

    Resposta

  • teresa

    |

    I´m so proud of both of you María and Fayed. Big, big hugs and lots of love.

    Resposta

  • José Luis

    |

    Estupendo reportaje María, gracias por contárnoslo.
    Se hace demasiado hincapié en la poca difusión de la noticia, en comparación con otras más cercanas a la “civilización occidental”, y se pierde un poco el trasfondo de un hecho tan lamentable, que no es otro más que la falta de respeto al prójimo, el odio que enfurece masas, el rumbo sin norte de una gran parte de la sociedad, la nuestra y la de aquellas otras más lejanas. Pero de todo esto se habla muy poco, se reflexiona mucho menos, y no se plantea ningún remedio. Esta es mucho más mi preocupación, que contar el número de portadas con la noticia, o el número de manifestantes que con un mensaje más o menos certero se echa a la calle durante una o dos horas arrancadas a nuestra rutina estéril y devoradora.

    Resposta

Escrever um comentário

Últimos Tweets