El mundo de equipaje

Para: PAV

El mundo de equipaje viajes al pasado

 

El mundo de equipaje. Historias de 27 Viajantes es el primer libro editado en la colección editorial Viajes al Pasado

Puedes comprarlo a través del siguiente formulario. NO OLVIDES incluir un teléfono de contacto para facilitar el envío. Para pedidos fuera de España consúltanos el precio final en vap@viajesalpasado.com:

Libro El mundo de equipaje - Viajes al Pasado

Precio final con gastos de envío



El mundo cabe en una maleta, vaya que sí. Habrá siempre algún incrédulo que piense que no es posible meter en el equipaje las cumbres de Guadarrama, la belleza de la Toscana, la magia del Nilo o el territorio del leopardo en el Karakorum. Pero claro que es posible. Y sobra sitio, mucho sitio. Tanto como para hacer hueco a las estrellas fugaces de Ouagadogou, el baile de máscaras de El Cairo, los centinelas del camino de Angola y la radiografía sentimental de Antananarivo, la capital de Madagascar.

Seguro que algunos todavían dudan. Confieso que nosotros, al principio, também. Pero sólo hasta que entendimos que, antes de partir de viaje, más allá de torturarnos con qué meter en la maleta (inevitavelmente, siempre se olvida algo) es obligado reservar algo de espacio para llevar el mundo en el equipaje, la curiosidad necesaria por afrontar horizontes y fronteras sin estúpidos prejuicios ni más etiquetas que las de las botellas de vino y cervezas que vayamos coleccionando por el camino. Naquele dia, Javier, Daniel y un servidor nos dimos cuenta de que sí, de que el mundo entero cabe en una maleta.

Soñamos con meter el mundo entero, sin dejarnos nada, con sus gentes y sus historias, con sus caminos de piedra y barro y sus horizontes de soles siempre distintos

Y soñamos con meterlo entero, sin dejarnos nada, con sus gentes y sus historias, con sus caminos de piedra y barro y sus horizontes de soles siempre distintos. Del Lower Zambeze a Sumatra; de las frías estepas de Siberia a Choquequiraw, Machu Picchu desconhecido; del fin del mundo encantado de Baracoa al mítico Cabo de Hornos o a la cárcel sin rejas de Mae Ra Moe, en Tailandia; del tiempo circular de Manono, en Samoa, a la tumba de Shackleton en la Antártida.

Surpreendentemente, pese a la mezcolanza de paisajes y la sucesión de miradas repartidas por todo el Globo, cada una tenía su sitio y mantenía intacta su ideosincrasia. Eso nos animó a seguir llenando la maleta. Porque no queríamos dejar de incluir la historia del indígena que conmovió a Google Earth; el sensual traqueteo del tren entre Kandy y Nuwara Eliya, en Sri Lanka; el beso de Dios a los pies de los Annapurnas; el arcano séquito de Papúa; los ecos de la muerte de Jodhpur, en India; los sonidos de un hayedo en Irán; las palabras de la Negra Ester de Chiloé; los ecos de la utopía del Tata Vasco en Michoacán; las estrellas que se apagan en Etiopía y los secretos del Manu en Perú.

Hemos contado el mundo en más de un millar de reportajes a través de los ojos de mucha gente. En nuestro equipaje había todavia sitio

Pero había demasiado mundo que abarcar y sólo tres miradas para retratarlo. Nos parecieron pocas. Necesitábamos más. Ahora que sabíamos, por sorprendente que pueda parecer, que el mundo entero cabe en una maleta, sentíamos la necesidad de asomarnos a todas las ventanas posibles. Había donde elegir. En estos más de cuatro años en www.viajesalpasado.com hemos contado el mundo en más de un millar de reportajes a través de los ojos de mucha gente. En nuestro equipaje había todavia sitio.

Y nos pusimos en contacto con Sebas y con Eduardo, y con Vicente y Marián, con Enrique, con María, con Cristina, con Mayte, Gonzalo y Miquel. También con Juanra, Eduardo, Nacho, Nachoy Juancho. Y, como não, con Gerardo, Josep M., Olga, Diego, Alicia, Goyo, Nacho, Laura y Raúl. Y todos creyeron que sí, que el mundo que habían visto, que habían vivido y que habían escrito en VaP cabía en una maleta, aunque hubiese que apretarse un poco.

Todos creyeron que sí, que el mundo que habían visto, vivido y escrito en VaP cabía en una maleta, aunque hubiese que apretarse un poco

Ninguno puso condiciones, no hubo que firmar ningún papel. La palabra, como anteriormente, era más que suficiente. Y esta mañana, mientras alguien lea estas líneas, estaré camino de una imprenta donde me han dicho que sí, que me van a abrir la maleta para que pueda echarle un último vistazo antes de que todos esos viajes, esas historias contadas como nunca antes, “en polvo y lluvia, en sol y aire, en lenguas indescifrables y aldeas perdidas”, se conviertan en papel. Y se consuma el milagro de un mundo entero metido en una maleta. O mundo, de equipaje.

Pesquisa realizadas:

  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share

Comentários (15)

  • Piso

    |

    Yo quiero abrir esa maleta y ver ese mundo sentada cómodamente en mi sillón, ver por vuestros ojos, caminar con vuestros pies, e introducirme en esos emocionantes viajes que vengo leyendo de un tiempo a esta parte, gracias a ti Ricardo. Me encantan vuestras historias. Será un fantástico libro. En cuanto esté a la venta yo quiero un ejemplar. Saludos Ricardo.

    Resposta

  • Juancho

    |

    Otro paso a contracorriente. Parabéns Ricardo, Java, Dani. Por estar, por soñarlo y por hacerlo. Y gracias por dejarme un rincón. Hay veces que tener poco espacio es un lujo, si todo lo demás es para compartir con otras miradas. Avisad en cuanto el mundo en la maleta esté disponible¡!!

    Resposta

  • ricardo Coarasa

    |

    Gracias Patro. Isso é o que, de viajar con vosotros. El libro estará a la venta en los próximos días. Juancho, tú lo has dicho, estamos un poco apretados pero estamos. Tu blog del trekking del Annapurna merecería un libro por sí solo. Abz

    Resposta

  • Eduardo

    |

    Gracias Ricardo y Javier por liderar está fantástica iniciativa. Es un placer poder haber formado parte de VaP y es un lujo ver el mundo y sus gentes a través de viajeros como vosotros y el resto de invitados. No puedo aguardar para disfrutar de la lectura de éste primer libro nacido en VaP.

    Um abraço.

    Resposta

  • Javier Brandoli

    |

    Hola Eduardo, gracias por estar aquí en los inicios contando historias. Em qualquer caso, hay ahora una tercera persona, Daniel Landa, que también ha liderado con nosotros este libro. Lo cierto es que este libro es obra de todos los que han pasado por VaP como tú. Es una forma de daros las gracias

    Resposta

  • ricardo Coarasa

    |

    Obrigado Eduardo. Tu formas parte de VaP en la misma medida que nosotros. Y Javier, Dani y yo , más que liderar, nos hemos dedicado a seleccionar entre un millar de reportajes, que no ha sido fácil. Ojalá os guste el resultado. Abz

    Resposta

  • pablo

    |

    Habrá ebook?

    Resposta

  • PAV

    |

    No, Paulo, por ahora no habrá ebook. Abz y suerte con tu libro!

    Resposta

  • Gerardo Bartolomé

    |

    Para mí es un honor compartir mis historias en este libro y con estos autores.
    Un gran saludo a mis amigos Ricardo Coarasa y Javier Brandoli. GRAN saludo porque desde Buenos Aires llega hasta Madrid.
    EXITOS!

    Resposta

  • Ricardo Coarasa

    |

    El honor es recíproco Gerardo. Tu formas parte de este proyecto desde el comienzo y lo has visto crecer. Tus reportajes sobre Darwin y la Patagonia son toda una referencia. ¡Mucha suerte conLa conquista de Rosas”! Abz fuerte transoceánico

    Resposta

  • Los mejores libros de viajes para regalar estas navidades

    |

    [...] El mundo de equipaje, VV. AA. (E. Viagem ao passado, 2014). El mundo de equipaje es una obra coral, o 27 escritores, cada uno contribuyendo con uno, dos o incluso tres relatos, casi todos extraídos de artículos escritos para su web Viajes al pasado. No todos son de grandes viajes, pero sí que hay algunos extraídos de la vuelta al mundo de Miquel Silvestre, Daniel Landa o Alicia Sornosa, que firman bellas pero breves crónicas. No todas tienen el mismo nivel, pero la suma conforma una excelente obra coral reflejo de la mejor literatura de viajes. [...]

    Resposta

  • Iria

    |

    Daniel, ¿Compríais alguna cosilla de recuerdo cuando vais de viaje? Um beijo!

    Resposta

Escrever um comentário