Tierra de Brujas, de Maria Ferreira. Editado en la colección editorial Viajes al Pasado
El mundo de equipaje. El primer libro de Ediciones ViajesalpasadoEl Maconde Africano de Javier Brandoli. Un libro de Ediciones Viajesalpasado

Posts Tagged ‘javier brandoli’

Tanzania, en diez imágenes

Por: Javier Brandoli (texto y fotos)
Masais
Es la catedral de la vida salvaje africana. Sus parques son majestuosos, probablemente en términos absolutos, em paísajes y animales, los mejores de todo el c0ntinente. Su fama es merecida, se cobra en aullidos de hiena y en pisadas de barro de las eternas manadas de ungulados. La Gran Migración es el espectáculo natural más imponente que nunca contemplé.
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share
 

Zambia, en diez imágenes

Por: Javier Brandoli (texto y fotos)
Lower Zambezi
En los parques de Zambia se escucha y contempla a los leones en sus rutinas de caza y siesta. Los animales parecen dueños de todo, de una naturaleza que roza la perfeccción. Quizá Kenia y Tanzania tengan parques más espectaculares y más llenos de vida salvaje, pero en Zambia hice mis favoritos safaris, especialmente en los fabulosos Lower Zambezi y South Luangwa.
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share
 

Zimbabue, en diez imágenes

Por: Javier Brandoli (texto y fotos)
Gonarezhou
Zimbabue es polvo y piedra. Un país casi muerto, un fantasma que sobrevive por inercia, por salvaje. Su campo es cruel, bello, desordenado. Zimbabue es el África de ayer. Sus gentes son cultas y simpáticas pero en sus rostros se intuye el desencanto de todo lo que no les permiten ser. Zimbabue se mata en su pasado sin saber si volverá a nacer.
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share
 
 
 
 

Sudáfrica, en diez imágenes
Por: Javier Brandoli (texto y fotos)

1. El baile de las sangomas
1.- Sangomas, animismo, hechicería. Dos sangomas (curanderas) cantaban y bailaban mientras preparaban la conocida como “african beer”. Y ella, la joven, danzaba sin mirar nada, sin importarle que para ella no hay un después, sobre unos gallos vivos que picoteaban los restos del polvo de esa empobrecida casa. Me amanecía África en la cara, en [...]
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share