Una ruta por los pueblos con encanto de Segovia

Por: Javier Brandoli (texto y fotos)

el viaje

(En la pestaña de arriba, sobre la foto, tienen los consejos prácticos para hacer esta ruta)

Desde abajo parece que las casas estuvieran pegadas débilmente a la roca. Siempre me da la sensación de que se pueden caer. Trepo con el coche por una cuesta empinada, de suelo empedrado y calles estrechas, y tras pasar un arco de piedra acabo llegando a la Plaza Mayor de Sepúlveda. Empieza aquí una ruta, que he hecho decenas de veces, de una hilera de pueblos históricos llenos de encanto, buenos restaurantes y hoteles rurales y algunas postales inolvidables.

Sepúlveda es un pueblo que conserva a la perfección su pasado sin trampas. La localidad, que fue motivo de disputa entre moros y cristianos en los siglos X y XI, conserva un importante patrimonio histórico-artístico. Desde la Plaza Mayor hay que perderse por su entramado de callejuelas, de casas de piedra añeja y rojiza, de soportales que protegen asadores donde se rinde culto al cordero asado e iglesias que han aguantado el envite de los años. Me apasiona andar por un lugar en el que aún se huele la madera quemada de las chimeneas en invierno.

Ermita de San Frutos

Desde Sepúlveda cojo el coche y me voy a la Ermita de San Frutos, enclavada en las espectaculares Hoces del Río Duratón. Una pista de tierra de algo más de un kilómetro es la última senda que haremos en coche. La señal de que se está llegando a un sitio único la obtendrán mirando al cielo. Cuando vean cientos de buitres danzando, como suspendidos en el aire, es que están cerca de uno de los sitios más mágicos que he visitado en España. Aquí, sin duda, les aconsejo ir entre semana para evitar el gentío. Se comienza a andar por una vereda de piedra y, de pronto, aparece una brecha en la roca que corona una ermita a lo lejos. La imagen, por muchas veces que la contemple, siempre me impacta. Es de una belleza serena.

cuando vean cientos de buitres danzando, como suspendidos en el aire, es que están cerca de uno de los sitios más mágicos que he visitado en España

Ando hacia la derecha y entonces me encuentro que esa enorme hendidura en la tierra que se alarga hasta perderse está rodeada de las mansas aguas del río Duratón. Sinceramente, en muchos viajes en el extranjero, me he recorrido cientos de kilómetros para contemplar postales con mucha menos fuerza. Me siento, los buitres sobrevuelen mi cabeza (llegan a posarse a escasos metros de donde estoy) y me quedo “abobado” contemplando el paisaje. Todo parece cincelado, irreal, imposible. Tiene algo especial contemplar ese lugar en silencio.

La ermita de San Frutos fue la morada de un eremita del siglo VII, San Frutos, que se retiró allí junto a sus hermanos a practicar la vida contemplativa. Luego, en el siglo XI se comenzó a levantar una ermita sobre una anterior obra de época romana y visigoda. Todo el sitio está envuelto en leyendas,  como la que dice que fue San Frutos el que golpeando con su bastón en el suelo provocó esa brecha en la roca que impidió a los musulmanes acercarse hasta su retiro sagrado. Como curiosidades decir que se puede contemplar aún el campo santo de los monjes, cuyas tumbas están excavadas en la roca, y que si tienen la suerte de encontrar abierta la ermita, en la única capilla existente hay un pasadizo estrecho, bajo el altar, que si se cruza dicen que trae buena suerte.

Pedraza

Tras las Hoces del Duratón, me encamino a Pedraza, villa amurallada sobre una colina. Este pueblo es otra de mis debilidades ibéricas. La localidad es de cuento, como si el tiempo la hubiera congelado hace cinco siglos. Nada más cruzar su portón de piedra, a la izquierda, se puede visitar la antigua cárcel. Cada piso tenía un suelo de rejilla que ordenaba a los detenidos por la gravedad de los delitos. Los más graves eran encerrados abajo y a ellos les caían los excrementos de sus compañeros de encierro que estaban en las plantas de arriba. Algunos morían por las infecciones o imposibilidad de respirar.

Los más graves eran encerrados abajo y a ellos les caían los excrementos de sus compañeros de encierro que estaban en las plantas de arriba. Algunos morían por las infecciones

Pedraza es otro museo al aire libre en el que se ha cuidado cada detalle. Desde su preciosa Plaza del Ayuntamiento, llena de restaurantes, se va andando hasta el castillo, del siglo XIII. A principios del siglo pasado, el pintor Ignacio Zuloaga adquirió la propiedad y hoy es un museo que se puede visitar pagando una entrada de 15 euros.

El resto es perderse. Pernoctar en alguno de sus preciosos hoteles o comer en alguno de sus afamados restaurantes. A mí, particularmente, me apasiona quedarme allí al menos una noche y recorrer sus calles casi a oscuras cuando sólo se escucha el sonido de tus pasos (ver consejos prácticos arriba).

Desde Pedraza tomamos rumbo al final de la ruta, la Granja. Antes, me encamino a Turégano, un pueblo que cuenta con un imponente castillo que tiene la peculiaridad de tener integrada una iglesia, la de San Miguel. En esta fortaleza estuvo encarcelado en 1585 el controvertido secretario de Felipe II, Antonio Pérez, supuesto amante de la Princesa de Éboli, y cuyo confinamiento estuvo a punto de desencadenar una guerra entre Castilla y Aragón. Su estado de conservación es muy bueno.

La Granja

Finalmente llego a la Granja. ¿Qué decir de este lugar? Su palacio real, al que se retiró Felipe V en 1724, es imponente, de estilo afrancesado. Sus jardines, diseñados por el francés René Cartier, tienen un gran parecido con  los de Versalles y el paseo entre sus fuentes se convierte en una mezcla de arte y naturaleza. En esta época del año es frecuente encontrarlos nevados, mientras que en verano  se realiza un espectáculo con sus fuentes en funcionamiento al que acuden miles de personas.

La Granja es un buen lugar para acabar la ruta de pueblos de la comarca (queda además a pocos kilómetros de la monumental Segovia), pero tiene una obligación ineludible: hay que ir al mediodía, inevitablemente, y comer en el restaurante Casa Zaca (no abre por las noches). Es un templo de la comida casera, mi restaurante favorito en España, que conocí hace ya algunos años y al que llevo a todo el mundo que me pregunta ¿qué podemos hacer en los alrededores de Madrid? Entonces, subimos a mi coche y empezamos esta fascinante ruta de los sentidos por la provincia de color rojizo. Rojo de la piedra y la tierra. Rojo del pasado de Segovia.

consejos prácticos para hacer la ruta

Camino

Tomar el desvío en la A-1, salida 109, hacia Sepúlveda. Desde allí, por comarcales, hay 15 kilómetros hasta la localidad (bien indicado)
Desde Sepúlveda a la Ermita de San Frutos hay 21 kilómetros. A la salida de Sepúlveda se toma la SG-232. Luego, la SG 241, la SG-V-2415 y finalmente la SG-V-2411. Es una carretera estrecha, revirada, de bello paisaje y sin pérdida (todo el rato hay indicaciones). Al llegar a Carrascal del Río hay una indicación a la Ermita de San Frutos (pista de tierra algo más de un kilómetro).
Tras San Frutos hay 37 kilómetros hasta Pedraza. Tomamos la SG-V-2411, dirección Navalilla, para luego coger la CL-603. Tras pasar Cabezuela, tomamos un pequeño tramo de la SG-231 donde aparece un desvío a Rebollo o Pedraza por comarcales (también bien indicado).
De Pedraza a Turégano hay 28 kilómetros. Hay que deshacer la ruta anterior, volver a la SG -231 y tomar la CL 603 dirección Turégano. Desde esta localidad hay otros 35 kilómetros hasta la Granja de San Ildefonso. Hay que dirigirse a la N-110 y tomar la dirección Segovia.

Dónde comer

Casa Zaca, La Granja de San Ildefonso. Espectacular restaurante de comida casera. Están exquisitas las fabes con chorizo o con almejas (las últimas las hacen por encargo); las cebollas rellenas o la caldereta de cordero. Es recomendable reservar. Precio de entre 20 y 30 euros por persona. Recomiendo probar el vino Duratón.

http://www.casazaca.com

Teléfono:  921 47 00 87

En el resto de la ruta, tanto en Pedraza como en Sepúlveda, hay decenas de buenos asadores especializados en cordero y cochinillo asado. La Olma, en Pedraza, era uno de mis favoritos, pero la última ocasión que estuve allí había cambiado algo la tradicional carta y me gustó menos. Puede que fuera algo puntual, habrá que volver.
En la localidad de Torrecaballeros, cerca de la Granja, se rinde también en diversos asadores culto al cochinillo y el cordero. Lo cierto es que en la mayoría de estos mesones se come muy bien.

Dónde dormir

Hospedería Santo Domingo, Pedraza. Un hotel enclavado en el pueblo, de los considerados hoteles con encanto, con muy buenas habitaciones e instalaciones. Tiene buenas ofertas entre semana. http://www.hospederiadesantodomingo.com

Posada San Millán, Sepúlveda. Una casa rural declarada de máxima protección histórica que cuenta con una fachada románica del siglo XII. Por dentro, tiene un patio porticado del siglo XV. Toda la casa, incluidas las habitaciones, tiene una decoración casi de anticuario. Da la sensación de dormir en una vieja posada de hace siglos. Muy bonita y confortable. http://www.posadasanmillan.es

Además, puedes elegir entre numerosas opciones de alejamiento rural en  http://www.clubrural.com/

Actividades

Desde Sepúlveda parte un sendero rural que atraviesa las Hoces del Duratón. Una senda de 24 kilómetros que se inicia y acaba en la misma localidad. No es una ruta difícil ni que requiera un gran estado físico.

Hay también muchas empresas que realizan rutas en canoa por el río Duratón. En verano hay también opción de hacerlas por la noche.

.

Búsquedas realizadas:

  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share

Comentarios (9)

  • Daniel Landa

    |

    Qué ganas de agarrar el coche ya mismo y salir a dar una vuelta por estos pueblos…

    Contestar

  • Mere

    |

    El domingo después de pasar la mañana en la nieve visitamos El Paular y Rascafría siguiendo el itinerario que aconsejabas en otro de tus post. Fue fantástico ver todo aquello gris, nevado e igualito que lo describías. Pronto haremos la excursión que hoy nos propones por los pueblos de Segovia, será en cuanto haga un poco más de sol. Gracias, Javier, porque “en remoto” nos hiciste de guía

    Contestar

  • Javier Brandoli

    |

    Hola Mere. Me alegro de que os gustara esa ruta. Esta es aún más bonita. Hazla y come en el sitio que digo de La Granja (reserva). te encantará. Besos
    Dani, pronto hacemos esa ruta para celebrar algo.

    Contestar

  • Laura

    |

    Que bonita es toda la provincia de Segovia y que cielo azul tiene. Mando este artículo a mi madre que es segoviana, mitad Guijar mitad Turegano, que seguro que se emociona con el rojo de su Tierra.

    Contestar

  • Sandra

    |

    He de decir que escribir un artículo sobre los pueblos con encanto de Segovia y no mencionar a la Villa de Riaza es como si nada.
    A todos aquellos lectores de este post, y al propio autor del mismo, os recomiendo que visitéis mi pueblo. No os voy a decir qué tiene ni qué se puede ver en él y sus alrededores. Eso lo dejo para que lo averigüéis vosotros. Un saludo

    Contestar

  • Javier Brandoli

    |

    Riaza es un pueblo precioso con una plaza mayor magnífica al que he ido en diversas ocasiones. Tienes razón Sandra, pero no forma parte de esta ruta por quedar al otro lado de la N-I o por rutina (cuando hago esta ruta no lo incluyo, suelo ir allí más cuando voy por Soria). En todo caso, es un sitio auténtico y precioso.

    Contestar

  • www.jamoneselchato.com

    |

    Everything is very open with a very clear clarification of the issues.
    It was truly informative. Your site is useful.
    Many thanks for sharing!

    Contestar

  • mamen

    |

    La provincia de segovia es preciosa, pero no encuentro forma de ir desde Madrid sin coche. Por favor indiquenme que empresa de autobuses hacen este servicio a todos estos maravillosos pueblos, estoy deseando ir, a todos pero muy especialmente a sepulveda y las hoces del duraron.
    Muchísimas gracias por la informacion

    Contestar

  • Javier Brandoli

    |

    Hola Mamen,
    desconozco esa información. En todo caso, hay un fabuloso servicio de AVE para ir desde Madrid a Segovia capital. Yo la verdad es que siempre que he ido a los pueblos de la provincia, que ha sido muchas veces, he realizado el viaje en coche.

    Contestar

Escribe un comentario

Últimos tweets