Sèrie Pacífic en DVD i Blueray
El mundo de equipaje. El primer libro de Ediciones ViajesalpasadoEl Maconde Africano de Javier Brandoli. Un libro de Ediciones Viajesalpasado

Despacio

Per: Javier Brandoli
Y entre medias paso todo y de todo, que nunca en aquella ruta que es la tercera vez que la hacía pasaban tantas cosas en mi entorno. Era como si todo tuviera respuesta porque nada era preguntado. Y el sol se levantó con nosotros y, cosa de hacerlo todo tan lento, siempre nos estuvo esperando.
  • Compartir
 

Namíbia: encara dues nits i 6 núvols de pols

Per: Javier Brandoli (text i fotos)
En Namibia las distancias son polvo. Se calculan a ojo, o eso cuentan al menos que hacen las aves cuando atraviesan las largas vaguadas de madera y sal con el pavor de equivocarse y alcanzar un lugar. No hay tiempo en Namibia, no es posible, no lo permiten los días muertos que siempre han de llegar. ¿Y cómo hacer entonces? “No hay forma, nada se hace para que nada ocurra. Así ocurre todo”, nos contestaban unos ojos.
  • Compartir
 

Poesia de Moçambic

Per: Javier Brandoli (text i fotos)
Declamava un actor en veu de Moçambic. I parlava el país d'ells en forma de poesia. Plovien paraules i somnis, queixes i anhels, mentre es cenyia la nit. I es parlava del arribar del dia, miracle de la no mort en aquesta terra. I d'amor, que la poesia només es va inventar en el seu origen per curar els mals de tenir trencada l'ànima i així seguirà sent mentre la vida no es ordeni i s'avorreixi
  • Compartir
 
 

Aquelles belles fotos de South Luangwa
Per: Javier Brandoli (text i fotos)

Un país que té molt de la meva imatge i el meu cor en aquest continent. Sempre em costa entrar i d'alguna manera mai em deixa anar. Ara també, per avaries, per compromisos i perquè Zàmbia mai sé del tot on acaba. south Luangwa, com ja ho va ser el parc del Lower Zambeze, aniran sempre amb mi, aniran sempre en el meu record d'Àfrica.
  • Compartir
 
 

I 25.000 quilòmetres després… llegó el fin
Per: Javier Brandoli (text i fotos)

mirábamos el mar, que en L`Agulhas se mece violento, en busca de las inexistentes sombras del horizonte. Y al entender que no estaban, que allí no hay rincones, entendimos que se acababa el camino y que habíamos llegado a nuestro destino. Y sentimos la emoción del niño que sueña y la del adulto que hace realidad sus sueños. Lo habíamos hecho, estàvem allà.
  • Compartir
 

Últims tweets

RT @ Ricardocoarasa: La meva experiència aquests dies al Hong Kong llastrat per les protestes i els successius enfrontaments entre la policia i ...

Gerardo Granda Gerardo Granda