Qatar a Amman: professors en dificultats

Per: Mayte Toca

encapçalament informació

contingut d'informació

Creo que debo escribir estas líneas porque las injusticias siempre duelen, y ésta en concreto me toca la fibra. Perdón al lector si mis palabras salen alborotadas y desordenadas; es sólo fruto de la indignación. Ayer me llegó un mensaje informándome de lo que más abajo describo. Siento que no puedo quedarme al margen de una injusticia que conozco bien. La primavera incipiente ha llegado soleando a Londres, los árboles están preciosos rebosantes de flores, me tomó un café mirando el jardín, pero esta historia no consigue dejarme disfrutarlo tranquila. Mi mente no para de viajar al pasado, a un momento concreto de mi pasado, a un país musulmanAhí va:

Doha, Qatar. Un profesor nepalí, Dorje Gurung, en un colegio internacional (donde la mayoría de los alumnos son árabes) encarcelado por pronunciar estas palabras a un alumno de 12 años despues de sufrir numerosos acosos por su parte: “Deja de meterte conmigo y llamarme Chaki Chan. ¿A ti no te gustaría que te llamase terrorista verdad?".

La Policía se presentó en casa de Dorje y lo detuvieron por ofender al Islam. Se enfrentaba a siete años de cárcel

Dorje, que había ido a Qatar contratado para dos años por este colegio como profesor de ciencias, fue llamado por el director despues de pronunciar estas palabras y expulsado del colegio. Dos días mas tarde, la Policia se presentó en su casa y lo detuvieron por ofender al Islam. De esto hace como una semana. L'última vegada que els seus companys el van veure va ser en sortir de la comissària camí a la presó amb esposes als peus. Potser sigui condemnat a set anys de presó.

Ara vaig a remuntar al temps fins a l'any 2009.

Un trist cop d'Estat a Madagascar, país en què vivia, em fa replantejar-me anar a treballar a un altre país. Una oferta laboral amb un sou molt sucós i la promesa de treballar en un dels millors col · legi de l'Orient Mitjà, m'impulsen a prendre la decisió d'anar-me'n a Amman, Jordània, i signo un confús contracte de professora d'espanyol amb un col · legi. El tal col · legi el va obrir la Reina de Jordània, Rània. La seva intenció era poder educar els seus fills en un ambient i uns principis occidentals. Traer profesores occidentales y llenar el colegio con los hijos de la clase pudiente de Jordània.

Nada más poner un pie en el colegio de Amán me di cuenta de haber cometido un gran error. Aquello no parecía un colegio, sino una cárcel

Nada más poner un pie en el colegio me di cuenta de haber cometido un gran error. Aquello no parecía un colegio, se parecía más a una cárcel. Los carcelarios eran los alumnos, sus padres y los directores, los detenidos los profesores, mayormente occidentales. Todos recién llegados. Los más de 30 profesores que habían trabajado allí el año anterior, se habían marchado. Reinaba el caos, aunque se imponía una disciplina casi militar. Cada mañana formaban los estudiantes en el patio escuchando el himno nacional.
Estava clar que hi manaven els alumnes i els seus pares. A les poques setmanes, diversos professors van començar a marxar, poc a poc. Alguns lliuraven sense més la seva dimissió, altres s'anaven en silenci, agafant taxis a l'aeroport en meitat de la nit, per por que els neguessin la sortida per ruptura de contracte.

Als alumnes només els calia anar corrent a la sala de la directora, dient que el professor li havia dit un "calla", para que tal profesor fuese llamado por la directora y humillado o suspendido unos días sin sueldo. Un viernes por la tarde, es va acudir posar als nois un tros molt divertit d'una pel · lícula espanyola, d'aquestes que veuen els adolescents a Espanya, ja ni me'n recordo del títol. Al terminar la clase, algunos acudieron directamente a la directora para avisarle de que les había mostrado una película “indecente”, porque salía una chica en minifalda y ligera de ropa.

Algunos alumnos acudieron a la directora para avisarle de que les había mostrado una película “indecente”, porque salía una chica en minifalda

Llegó el lunes y, tal y como esperaba, me llegó un aviso de reunión con la famosa directora. “You are suspended for two days…", em va dir. No respondí. Salí de su flamante oficina, donde lucía el cuadro de la familia real jordana y otro con frases del Corán, fui a la oficina a pedir nuestros pasaportes, pedí consejo a la mujer del embajador español (a quien había conocido en Petra, per casualitat, unos meses antes y que me apoyó enormemente), envié una carta de dimisión y, als pocs dies, vaig sortir d'aquell país sense mirar enrere. No es pot pretendre donar als fills una educació occidental i després basar-se en principis obsolets i contraris a qualsevol tipus de llibertat d'expressió.

Dejaba una experiencia dolorosa, pero también algunos muy buenos recuerdos, estupendos amigos y muchas lecciones aprendidas.
Mientras miraba el sol del atardecer anaranjado meterse entre las nubes tipo algodón que se ven desde las ventanillas de los aviones, una mezcla de sentimientos se apoderaron de mí cuando sobrevolaba Amán. Alivio, tristesa, impotencia, lástima por dejar a algunos buenos alumnos, a estupendos padres que me habían llamado para pedirme que no me fuese, a compañeros de trabajo que aún hoy siguen siendo buenos amigos (algunos de los cuales ahora están en Doha y no se atreven a hacer comentarios sobre el caso de Gurung por lo que les pueda acarrear), sosiego por no tener que aguantar más los abusos de la directora.

Me siento en la obligación de apoyar a Gurung, de evitar que esto ocurra, que no se nos quiten las ganas de viajar a países árabes por cosas como ésta

Per això, cuando me llegó un correo informándome de la injusticia cometida con este profesor en Qatar no he podido quedarme de brazos cruzados. La noticia ya corre por algunos medios, pero creo que aún no ha llegado en español a ninguno. Me siento en la obligación de apoyar a Gurung, de evitar que esto ocurra, que no se nos quiten las ganas de viajar a países árabes por cosas como ésta.

Psdta.- Gracias a la presión internacional, el Gobierno de Qatar decidió hace unos días poner en libertad a Dorje, que ya se encuentra con su familia en Nepal, su país natal.

  • Compartir

Escriu un comentari

Últims tweets

No tweets trobat.