Etosha: la vida salvaje en pantalla panorámica

Por: Javier Brandoli (texto y fotos)
Previous Image
Next Image

info heading

info content

Etosha es una explosión de vida animal a la africana. Un elefante que te corta el paso; un rinoceronte que se hace el huidizo o un chacal, moribundo, rebuscando entre la basura del camping.

Es curioso como el grupo ha ido mutando. De aquel primer ñu que vimos en el Kalahari, que casi nos hace bajar en tropel a fotografiarle las muelas, se ha pasado a “otro elefante más, acelera”. Ya le dije yo a una amiga que vistos tres hipopótamos… (y los que me quedan).

La peculiaridad que he encontrado en Etosha, respecto a otros parques, han sido las pantallas panorámicas marca de la casa. Junto a los tres alojamientos que hay dentro del parque hay lo que llaman “water holes” (bebederos) donde los animales acuden a sacarse polvo de la garganta y los humanos a esperar, como en el cine pero sin palomitas, para observarlos. Tiene cierta emoción y puede ser un poco aburrido. Puedes pasarte una hora y que no se acerque ningún bicho o, como nos pasó en Halais, que aparezcan cuatro rinocerontes juntos y nos posen durante media hora. Aparecen entre la maleza y se van, a su paso lento, a perderse entre la oscuridad.

Junto a los tres alojamientos que hay dentro del parque hay lo que llaman “water holes” (bebederos) donde los animales acuden a sacarse polvo de la garganta y los humanos a esperar, como en el cine pero sin palomitas, para observarlos

Además, la última noche en Etosha conseguí llevarme a algunos del grupo a tomar algo. Hasta ahora hubo un amago de juerga en Luderitz, unas cervezas nocturnas en el bar de himbas de Epupa y toda una colección de noches en las que acabo solo o con Dion, el conductor, tomándolas en solitario. Esto no parece un grupo de españoles, que en las tiendas no se oyen nada más que ronquidos pasadas las diez de la noche (nos levantamos todos los días entre 5:30 y 06:00).

Lo cierto es que estamos cansados. Las seis noches seguidas de tienda de campaña las hemos notado. La mía tiene apertura arriba, lo que hace que junto a mi perfecta preparación (ya comentada), en la que me cubro casi con una sábana que debería ser un saco, amanezca congelado algunas mañanas. El proceso es el siguiente: ¿pongo el cubre para evitar que entre aire? “Me da pereza, luego hay que doblarlo”, me contesto. Conclusión: acabo durmiendo con la sudadera, la capucha puesta, dos pantalones y el saco a la altura de mi flequillo.

Por último, el ambiente en el grupo es cada vez más divertido. Las coñas con Albert e Inis son constantes. Suelen ir relacionadas con las bafanas (sin comentarios), pero los chicos, sobre todo el cocinero, tiene una capacidad para aprender palabras en español a velocidad de gacela. Las suelta con gracia, es listo y divertido y sólo tiene el problema de que se pasa el 50 por ciento del tiempo hablando con su novia por el móvil. “Me controla porque quiere cazarme”, me dice. Además, hay toda una cuadrilla de jugadores de pocha en el camión. Cada vez que juego me acuerdo de mis mejores amigos. Cada viaje que hemos hecho ha llevado aparejado un campeonato de pocha. No me va mal, he jugado cinco veces y he ganado cuatro.

Ahora estoy en Rundu, una localidad fronteriza con Angola. Desde mi hotel puedo ver la otra orilla, la angoleña, y el trasiego de barcas que cruzan de un lado al otro de la frontera. Hay vacas pastando, niños pescando, bañándose… Tan cerca y tan lejos. Mañana entro a Botsuana, camino del mítico delta del Okavango y ya cerca de cumplir una foto prometida con algunas personas, meses atrás, cuando soñaba el viaje: tomarme una cerveza frente a las Cataratas Victoria.

Ruta Kananga: www.kananga.com
Teléfono: 93 268 77 95
(Organizan viajes por toda África)

  • Share

Comentarios (10)

  • Cruz

    |

    Lo que daría por estar agazapado en ese bebedero!!!…”Creo” que hasta les dejaría ganarme unas pochitas…Abrazotes león.

    Contestar

  • ana

    |

    Javi.. Y dónde te tomas las cervezas?? Cuenta detalles de cómo son los bares… Cómo vas? Qué tipo de gente hay por ahí…

    (ES que ya me he cansado de hipopótamos hasta yo…)

    Ganas de que llegues a las cataratas victoria y hagas planes..

    Un beso

    Contestar

  • Esteban

    |

    joder tio… no quiero entrar en tu blog por no deprimirme mas de mi vida!!!!!!!!!!!!!!!
    Espero que estes muy bien, ya sabes que sobre todo tienes un amigo en Valencia!

    Cuídate mucho tron

    Contestar

  • Ricardo

    |

    Javi, si el problema es la falta de compañía para las cervezas nocturnas, creo que humildemente puedo solucionártelo durante 15 días…

    Contestar

  • javier

    |

    Se agradecen, mas que nada, las aportaciones alcoholicas. mando este mensaje frente al rio Chobe, en Botsuana.
    Un abrazo a todos as

    Contestar

  • jeff

    |

    javi, sure you are going to like Victoria falls as I have fond memories of the place. I think I told you about it once upon a time.

    Contestar

  • javier

    |

    Yes, I remember something about the Rhodes memorial Jajajaja

    Contestar

  • jeff

    |

    Yo, sigo vergüenza de que, como yo era un poco más joven y ebrio

    Contestar

  • jeff

    |

    that was a translation .hope you understand it.

    Contestar

  • javier

    |

    Jajajaja. Eres un crack Jeff

    Contestar

Escribe un comentario

Últimos tweets