Pacific serija na DVD-u i Blueray
El mundo de equipaje. El primer libro de Ediciones ViajesalpasadoEl Maconde Africano de Javier Brandoli. Un libro de Ediciones Viajesalpasado

Despacio

Po: Javier Brandoli
Y entre medias paso todo y de todo, que nunca en aquella ruta que es la tercera vez que la hacía pasaban tantas cosas en mi entorno. Era como si todo tuviera respuesta porque nada era preguntado. Y el sol se levantó con nosotros y, cosa de hacerlo todo tan lento, siempre nos estuvo esperando.
  • Udio
 

Namibija: Šest još dvije noći oblaci prašine

Po: Javier Brandoli (tekst i fotografije)
U Namibiji udaljenosti su prašina. Oni se izračunavaju oka, ili da barem rade ptice kad oni prelaze dugačke drvene korita i sol sa strahom da bude u krivu i doći do mjesta. Nema vremena u Namibiji, To nije moguće, Ne dopustite da su mrtvi dani koji su uvijek dolaze. A kako onda? „Ne postoji način, ništa nije učinio, tako da se ništa ne događa. Dakle, sve što se događa ", mi odgovorio oči.
  • Udio
 

Poesía de Mozambique

Po: Javier Brandoli (tekst i fotografije)
Declamaba un actor en voz de Mozambique. Y hablaba el país de ellos en forma de poesía. Llovían palabras y sueños, quejas y anhelos, mientras se ceñía la noche. Y se hablaba del llegar del día, milagro de la no muerte en esta tierra. Y de amor, que la poesía sólo se inventó en su origen para curar los males de tener quebrada el alma y así seguirá siendo mientras la vida no se ordene y se aburra
  • Udio
 
 

Aquellas bellas fotos de South Luangwa
Po: Javier Brandoli (tekst i fotografije)

Un país que tiene mucho de mi imagen y mi corazón en este continente. Siempre me cuesta entrar y de alguna manera nunca me deja ir. Ahora también, por averías, por compromisos y porque Zambia nunca sé del todo donde acaba. Južna Luangwa, como ya lo fue el parque del Lower Zambeze, irán siempre conmigo, irán siempre en mi recuerdo de África.
  • Udio
 
 

I 25.000 milja nakon… llegó el fin
Po: Javier Brandoli (tekst i fotografije)

mirábamos el mar, que en L`Agulhas se mece violento, en busca de las inexistentes sombras del horizonte. Y al entender que no estaban, que allí no hay rincones, entendimos que se acababa el camino y que habíamos llegado a nuestro destino. Y sentimos la emoción del niño que sueña y la del adulto que hace realidad sus sueños. Lo habíamos hecho, bili tamo.
  • Udio
 

Najnoviji Tweets

Ne tweets pronađena.