Tierra de Brujas, de Maria Ferreira. Editado en la colección editorial Viajes al Pasado
El mundo de equipaje. El primer libro de Ediciones ViajesalpasadoEl Maconde Africano de Javier Brandoli. Un libro de Ediciones Viajesalpasado

El Salvador: la playa de San Blas y el volcán Coatepeque

For: Javier Brandoli (text and photos)
DSC_0032
En medio de un conflicto, aún rodeado de violencia o grupos criminales, lo que se impone es la rutina de la vida. Porque casi siempre, salvo cuando caen bombas sin nombre, hay gente que vive allá con una cierta normalidad, niños que van a la escuela, negocios que abren para vender algo con lo que comer, puestos en los que se cocina, parejas que se enamoran y se desenamoran y amigos que conversan alrededor de una mesa.
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share
 

Los suicidios de los rarámuri

For: Javier Brandoli
Ahorcada
La ola de suicidios de este pueblo nativo, olvidado como tantos en este México con prisas por llegar al presente, tuvo una primera voz de alarma a principios de 2012. Then, el Frente Organizado de Campesinos Indígenas denunció que "las mujeres indígenas cuando llevan cuatro o cinco días sin poder darle de comer a sus hijos se ponen tristes; y es tanta su tristeza que hasta el 10 de diciembre de 2011 cincuenta hombres y mujeres, pensando que no tienen que darle a sus niños, se arrojaron al barranco”.
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share
 

Postales desde La Habana

For: Javier Brandoli (text and photos)
thumb_IMG_9991_1024
Algo más al norte, donde los vientos vienen secos, las gentes bailaban frente a un mar manso y roto. Sus carnes eran precisas y sus ritmos, ufanos de reglas, envestidas sin rezos ni sexo. Olía a hembra y a champú. Allí vimos un atardecer indecente, junto a una familia callada y triste, en el que el sol se diluyó sobre seis olas.
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share

Un barco yanqui en La Habana

For: Javier Brandoli (text and photos)
thumb_IMG_0065_1024
La tarde anterior a su llegada había familias mirando el horizonte. ¿Saben si llega hoy el barco yanquí?, le pregunté a dos parejas que me fijé que no hacían nada desde hace unos minutos que no fuera mirar el ir y venir de las olas. "Eso estamos esperando, que llegue", me respondieron ellos con una media sonrisa. Y yo contemplé a su lado, durante algunos minutos, ese mar de La Habana desde el que la alegría cubana se cierne en algo de tristeza, en marcha apresurada y en cuerpos que se hunden tratando de encontrar algo de libertad.
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share
 
 

Guachochi: la belleza en escorzo
For: Javier Brandoli (text and photos)

thumb_IMG_9847_1024
En Guachochi el terreno es alta meseta. Salimos a ver una comunidad de indígenas tarahumaras y se sucedían los pinares con la amenaza de algún sendero de agua que pudiera dividir lo cruel de lo humano. En la comunidad encontramos una vida dura, pobre y llena de matices culturales de los raramuri, uno de esos pueblos que entiende el mundo desde el otro lado del espejo.
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share
 

San Antonio: ¿es verdad la historia de El Álamo?
For: Javier Brandoli (text and photos)

alamo
Hay muchos historiadores que niegan que el asedio fuera clave para la posterior derrota de las tropas mexicanas por las huestes texanas lideradas por Sam Houston. Here, según las fuentes, hay dos relatos: los estadounidenses afirman que en el asedio provocó 900 muertos y heridos en los mexicanos, mientras que los historiadores mexicanos cifran las bajas en 60 and 250 heridos.
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share
 

Mariposas monarcas
For: Javier Brandoli (text and photos)

M
En una quebrada, rodeada de pinares y algodoncillo, descendiendo por un sendero de tierra y roca. Primero son sombras, aleteos invisibles, movimiento sin sonido. Luego aparecen en grupo, algunas, agitando el aire. Finally, allí donde abunda el calor y la comida aparecen por miles, por decenas de miles hasta hacerse millones. Las mariposas monarcas, en Sierra Chincua, Michoacán, Mexico. Naturaleza sin vallas ni fronteras. De Canadá a México, ajenas a las reglas del hombre.
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share