Castillo de Savonlinna, magia al sur de Finlandia

¡Qué buen gusto para la guerra! Los escandinavos decoraban sus fortalezas con lagos y torreones circulares, con la magia del entorno, para conceder cierta estética a la presencia de la muerte. Así se libraban las batallas en el siglo XV allá por Finlandia.

Para combatir a los rusos se levantó el castillo que hoy anima el paseo de los turistas en la ciudad de Savonlinna, aunque su nombre oficial es Olavinlinna (o castillo de San Olaf)

Nosotros tomamos la fortaleza con la rabia de nuestras cámaras, ansiosas por disparar planos de piedras y agua, de torreones de princesas o escaleras medievales. Montamos la grúa para sublimar la suavidad de aquel castillo que repelía cañonazos en mitad de un lago en la región de los Mil Lagos de Finlandia.

Solemos olvidar con frecuencia que la mayor parte de las maravillas creadas por el hombre han sido inspiradas por la barbarie

En lugares como aquel uno trabaja por inercia dejándose llevar por la belleza de la estampa. Cuando se da una vuelta al mundo, a veces es preciso sumergirse con tiburones y otras veces se coleccionan postales. Esa es la verdadera magia del viaje.

Savonlinna nos estaba esperando. Un puente retráctil nos permitió la entrada, con amabilidad, haciendo olvidar que la fortaleza se construyo con aire bélico, sin bienvenida alguna. En esa parte del lago Saimaa las corrientes impiden que el agua se congele y por lo tanto ni el hielo conseguía acceder a pie a aquel castillo en un lago entre dos regiones en conflicto.

Durante las guerras Ruso-Suecas, el castillo resistió las embestidas de aquellos rusos implacables, despois, como sucede con casi todos los castillos -nunca he entendido por qué- sufrió un incendio y entonces llegó la civilización para reconstruirlo y así seducir a los periodistas y a las ancianas con sus nietos y a cualquiera que imagine tamaña construcción en medio de un lago hermoso con sus patos y sus flores.

Solemos olvidar con frecuencia que la mayor parte de las maravillas creadas por el hombre han sido inspiradas por la barbarie, una paradoja que se disuelve con la corriente serena de un lago al sur de Finlandia.

  • acción

Escribir un comentario