Ruta 66 (II): zemljišta u “crveni ljudi”

Po: Diego Cobo (tekst i fotografije)
Sin categoría
Prethodna slika
Slijedeća Slika

Informacije naslov

sadržaj informacije

El asfalto hierve a mediodía. Prve zrake sunca se apsorbira u tlu; nakon nekog vremena i ne mogu se nositi i cestovni opekline. Iskolčenje rubova, Bulle fe. Las iglesias católicas y baptistas aparecen constantemente, anunciadas grandiosamente por cruces de bombillas y neones que hacen parpadear frases como “Jesús es la respuesta”. La masiva llamada a la fe no es de extrañar en un país profundamente religioso en el que Dios sale hasta en los dólares.

No, ovaj put je još jedna vrsta vjere. To je nada na koju Bruce Springsteen pjeva, a la redención; a esas ansias que echaron raíces en Oklahoma, el estado siguiente a Misuri después de apenas pisar durante unos minutos Kansas. Quizá aquí esté el núcleo de muchos significados de la ruta, y no solo porque aquel visionario de Avery pronto echara raíces en este lugar o por ser el hogar de Will Rogers, polifacético hombre de la época por cuyo nombre fue conocida la carretera en sus orígenes. De este estado huyeron miles de personas durante la Gran Depresión. Oklahoma zakupnike, arrancados de sus tierras por las sequías de los años treinta y por los bancos, je na putu prema Kaliforniji, obećana zemlja. Aunque en realidad quizá fueron los indios los primeros en ser arrancados de sus tierras. Zapravo, Oklahoma hunde sus raíces en okla humma, “gente roja”. Quintessential Indian Territory, tamo 25 lenguas indígenas aunque los indios se hayan quedado reducidos a reservas y lo más visible sea algo amoldado al turismo, kao trgovina zemljanih proizvoda

A esta mitología legendaria incrustada en el imaginario colectivo se unen los nubarrones color petróleo, tornada i skloništa, la ya América profunda

Svaka od milja u ovoj državi spaja s prošlošću koja objašnjava neke strasti. No se puede entender la leyenda sin los héroes que hicieron posible glorificar la nacional 66, Cesta zamotan u nadi. John Steinbeck je dao glas za beskućnike, Dorothea Lange los puso cara con sus fotografías y Woody Guthrie los acompañó con sus canciones y su gorra calada. A las penurias económicas se le sumó una temporada de sequía que arruinó el campo, pješčane oluje poznati. Además, napredak i moderni strojevi zamjenjuju ručnu rada. Los bancos se hicieron con las extensiones de tierra y llegó el fin. Tom Joad, Protagonist Plodovi gnjeva, roman Steinbeck que narra el mundo de los emigrantes desamparados y cuyo antecedente está en una serie de reportajes que escribió para The San Francisco News, es un héroe de un tiempo descarnado en que familias enteras huían en sus desvencijados vehículos. Mnogi Tom Joad borili za dostojanstvo i tisuće seljaka kampirali na cestama iu vladinim logorima, los hoovervilles, Westbound, u nadi da će naći posao plod branje. Kao Gost.
A esta mitología legendaria incrustada en el imaginario colectivo se unen los nubarrones color petróleo, tornada i skloništa, la ya América profunda de molinos de viento y diners, Priče i prijateljski ljudi. Woody Guthrie, u svojim memoarima “Rumba La Gloria”, opisuje svoj rodni grad kao teritoriju gdje su neredi česta. Incluso él se veía envuelto, ne želeći ili zaslužnim, u nastavak borbe. Nada de eso parece que se materialice en una población cuya amabilidad se derrama en cada conversación. U gostoprimstvo prelijeva prognoze.

The Ghost gradovi Teksasu

Y así, dok je cijena benzina ide dolje, entramos en la inmensa Texas donde la ruta original queda desvirtuada por atracciones turísticas que nada tienen que ver con ciertos tramos originales que sí se pueden tomar, (Dokaz za to je veliki restoran Big Teksašanin, gdje su borba za jesti usitniti 72 unci za bez plaće) no uskoro morati napustiti. ¿O es la carretera la que nos abandona y se corta repentinamente, obligándonos a cruzar por donde sea hasta incorporarnos a la autopista? Aun así conviene atravesar pueblos fantasma donde reina la duda. Pristup za pregledavanje na ranču. Sasvim slučajno smo mi dolazimo na jedan. Stari autoceste, a la que nosotros fuimos fieles mucho más allá de lo recomendable, bio je pun rupa i udaraca. Eso cuando el tiempo no había engullido el asfalto y tan solo quedaba tierra. A veces el camino no conduce a ningún lugar, atraviesa antiguas poblaciones que hoy no mantienen más que dos casas desvencijadas en pie y sin habitar en un territorio de clima enemigo.

Pratimo cestu dok smo prošli kamena i makadam. U daljini, Interstate. Durante una docena de kilómetros avanzamos por el sendero hasta que divisamos el rancho de la familia Smith. Acudí en busca de alguien entre el murmullo de los animales y los amplios graneros hasta que me encontré con un empleado. Después de mantener una agradable conversación, Toc nos invitó a subir a casa de los dueños a tomar una cerveza.

El día era claro y la generosidad del hombre con sombrero era asombrosa. Después de enseñarnos los salones y habitaciones de la casa, iziđe na palubi s pogledom na obiteljske domene. A lo lejos se veían cientos de vacas dispersadas. Le preguntamos por los límites de la propiedad. “¿Veis aquellas colinas?, nam govori. “Hasta ahí”.

Texas su rančevi i goveda milijuna, karavane i autobusi koji voze po cestama na obali, camionetas de ocho cilindros y demás exageraciones que hacen de lo inmenso la norma, no la excepción.

Más información: www.alestedeleden.blogspot.com

Búsquedas realizadas:

  • Udio

Komentari (4)

  • Gonzalo Castro

    |

    Vrlo dobra slika. Un rancho de Cadillac es algo que no había visto, Čini se sadi

    Odgovor

  • Palenta

    |

    Velik. I imajte na umu. Me encantó la historia de la chuleta de 72 unci. Tamo gdje je nešto lijepo ili zanimljivo turizam i gdje nema turizma postoje određene cestarine. Trik je u tome da ih pobijedi, ¿no?

    Odgovor

  • Manu

    |

    Kao biciklist je užitak čitati ovaj izvještaj. ¡Que buena historia y que envidia!

    Odgovor

  • Elsa

    |

    ¡Un gran viaje y un gran periodista para relatarlo! 🙂

    Odgovor

Napišite komentar

Últimos tweets

Ne tweets pronađena.