リビアの青い肌

で: ヴィンセントマリアンPlédelとオカニャ (テキストと写真)
前の画像
次の画像

情報の見出し

情報コンテンツ

Sabha, 砂漠に会議や遠征の出発点今日, 私たちの後ろにぼやけが、すぐ近くに達しつつある, リーンと未知Mourzouk. かつてはフェザンとコンパクトオットマン砦の首都だった, 遠くまで14世紀における, サハラ砂漠の歴史の中で極めて重要なもう一つの飛び地と砂や岩の変異体の世界の扉を開くための鍵となった. それは、地域の支配を確保することが不可欠として、このオアシス決済に建立していた伝説的なチャド湖とトンブクトゥの検索に残って19世紀に英国の探検の出発点として、. デナムのような探検, クラッパートンまたはオードネームルズクは南に彼の遠征を継続する規定にスルタンと株式、最大の保護を得ることを意図して到達.

南, はるか南, ガートに到達. 寛大な砂漠の入り口にしゃがんで彼の豪華なオアシス都市住宅. その迷路のようなメディナ(旧市街)は、古代の味を保持, それは、地中海沿岸に西アフリカの王国から砂漠を越えトランスサハラキャラバンルートの重要な段階であったとき.

彼らの顔は、特徴的なインディゴのベールで覆われて, それは彼らの忘れられないと貫通視線を区別するためにのみ可能であるそれを通して.

我々が近づくと市場がガートの表看板を認識することは難しいことではありません: エルトゥアレグ. この集団砂砂の中には、砂漠の領主の領域への扉を開き. 彼らの顔は、特徴的なインディゴのベールで覆われて, ザ “tagelmoust”, それは彼らの忘れられないと貫通視線を区別するためにのみ可能であるそれを通して. La sudoración destiñe sus hábitos y confiere a su piel un tono azulado.

Levantamos la vista y un fuerte italiano se encresta en la colina más alta, todavía parece velar por la capital tuareg de Libia. Cuando nos posicionamos en lo alto de sus torreones divisamos las imponentes murallas de los montes Akkakus y las grandes dunas acechando a su alrededor. La naturaleza, hermosa y salvaje, desafía al viajero, indicándonos claramente las dificultades que nos encontraremos cuando comencemos a rastrear los tesoros que albergan sus dominios pétreos.

Los Akkakus son unos escarpados macizos rocosos que se alzan por encima de dunas que van modificando sus colores. 我々はprodigiously景観を形作る岩で魅了千なか赤みがかっスポットに淡い金色から行く、それらの間に移動すると. 先史時代から他の人工宝物を避難という超越的性質が見事な彫刻.

岩壁によって守られ、最後にわたって起こった生活の画像を保存されている… 万歳!

岩壁によって守られ、最後にわたって起こった生活の画像を保存されている… 万歳! フレスコ画は、古代の地域の気候進化の環境を再現し、世界の鉱物となっている生活の方法を数回目撃豊かブックAkkakusイメージを表し. Gracias a estos artistas del pasado hemos podido trasladarnos a los orígenes de nuestra humanidad y podemos observar a los pastores vivir de nuevo, a los cazadores moviéndose en un marco reproducido con un naturalismo asombroso, como la espontaneidad con la que aparecen representadas mujeres lavándose el pelo o preparando la comida. Seres extrañamente personificados, hombres con cabeza redonda y cuerpos estilizados, que las teorías más atrevidas relacionan con seres extraterrestres. También aparecen los habitantes del Imperio Garamante trasladándose en carros tirados por caballos, aquellos romanos que alcanzaron estas apartadas pero transitadas tierras. Podemos observar como los tuaregs comenzaban a usar un tipo de escritura primitiva permitiéndoles dejar mensajes sobre las rocas cuando cruzaban con sus caravanas el vasto desierto.

Se descubre a través de las numerosas pinturas que cubren las rocas del Akkakus la transmutación que se produjo por estos lugares con la evolución del clima cambiando la fauna, la flora, las costumbres y las gentes que la habitaron. Como los hipopótamos, サイ, elefantes fueron dando paso a los animales más propios de un paraje que comenzaba a desertizarse: avestruces, cérvidos, bovinoshasta llegar finalmente a las representaciones del camello, cuando el desierto ya había devorado todo vestigio de vegetación… una inagotable extensión de arte rupestre.

Estamos asistiendo a un universo de formas y colores compuesto por columnas que parecen diseñadas por Gaudí

Estamos asistiendo a un universo de formas y colores compuesto por espectaculares arcos, rocas en forma de dinosaurio, agujas afiladas, columnas que parecen diseñadas por Gaudí, esbeltos picos en forma de dedos unida a una valiosa iconografía que embellece sus paredes rocosas y que convierten al Akkakus en una hechizante galería de arte al aire libre.

Nuestros únicos contactos humanos se producen con aislados asentamientos tuaregs, de itinerante vida nómada, que se dispersan por esta singular atmósfera sahariana. En pequeñas zeribas y al abrigo de las rocas ubican sus sencillas y limitadas pertenencias, familias enteras con numerosa prole nos reciben tímidos y sorprendidos a nuestra llegada. いつものように, el cabeza de familia es el que más contacto establece con nosotros mientras el resto de la familia no deja de observarnoscomo nosotros a ellos. Es el encuentro de dos mundos nómadas bien diferentes y que vagando por el desierto se encuentran sorpresivamente.

Las noches de acampadas se van sucediendo junto a un buen fuego de leña. Estos relajantes momentos nos permiten olvidar los pinchazos, el trabajoso esfuerzo de salir de las trampas de arena, las fatigosas eventualidades surgidas por el camino y disfrutar bajo un intenso cielo estrellado de un cálido vaso de té junto a las brasas ardientes de nuestro reconfortante fuego nocturno.

  • シェア

コメントを書く

最新のつぶやき