Distrito: turismo subúrbio

Para: Pepa Ubeda (texto e fotos)
imagem Anterior
próxima imagem

informações título

conteúdo informações


Soweto, cujo nome vem da combinação das sílabas iniciais de Southern Western Town, é um município localizado 15 km Joanesburgo, capital financeira da República da África do Sul. ele viveu, o 1946 um 1962, Nelson Mandela, o primeiro presidente negro do país após o apartheid, sistema de segregação racial nas populações negras África do Sul em vigor até 1991, quando ele conquistou.

O que exatamente é uma township? O termo tem significados diferentes, que dependem do país onde eles são usados. No caso da África do Sul, territórios que seria dedicado à expressão -um "não-brancos" por eufemística "negro" - desde o início do século XIX até o final do apartheid. Em um sentido genérico, que seria uma "aldeia" ou "cidade", embora, normalmente, a palavra tornou-se inexoravelmente ligado ao apartheid. Por consequência, townships sul-africanas foram construídas, pela graça do "deus" branco, em assentamentos urbanos.

townships sul-africanas foram construídas, pela graça do "deus" branco, em assentamentos urbanos.

Poltronas reclináveis ​​em suas casas caiu a cada noite -após a trabalhar de sol a sol para a população afrikáners- "não-brancos", compreendendo de Recio mais preto do "colorido" mais insípido. Certamente, tal termo é outro eufemismo para "mestiço", expressão muito escandaloso para Holandês puritanos que invadiram os territórios das várias tribos originais e estuprado suas mulheres. esses assentamentos, para concedido, Eles estão longe dos distritos brancas.

Alguém com muita imaginação e otimismo e míope, ou muito vista e bastante cinicamente dizer que eles têm uma certa semelhança com os subúrbios dignos dos brancos da classe trabalhadora. Agora, talvez seria certo se refere aos subúrbios britânicos de habitação social brutalmente empobrecidas desde a chegada ao poder Margaret Thatcher. Contudo, para aqueles que têm um pouco de óculos melhor desgaste vista ou bem-graduada, seria simplesmente miseráveis ​​habitações. Com tudo, este "modelo urbano" Sul-Africano também poderia aplicar-se para os subúrbios muitos dos continentes restantes. Talvez o problema é baseado não tem muita imaginação, apesar de si mesmos um bom olho-, porque me he paseado por unas cuantas y no considero que sea un aliciente vivir en ellas.

Este «modelo urbanístico» sudafricano también podría aplicarse a demasiados suburbios de los restantes continentes

Podría «inventariar» algunos inconvenientes, como la ausencia de cuartos de baño en las barracas, porque, vayamos al grano, de barracas se trata. O de agua corriente. Hay townships donde, cada 5 o 6 ruas, puedes encontrarte con una especie de ataúd vertical que contiene en su interior un grifo al que acuden los habitantes para proveerse de agua. La vida social de la comunidad es activa alrededor de dichos «ataúdes», si consideramos que hay uno a razón de cada 20 o 30 barracas por calle y del grifo mana un hilo de agua que tarda una media hora por lo bajo en llenar un par de cubos. Teniendo en cuenta, também, que mana día y noche, las relaciones sociales pueden mantenerse a lo largo de las 24 horas que dura un día. No me extrañaría en absoluto que más de una pareja se haya consolidado sentimentalmente gracias a las largas esperas frente al grifo.

En cuanto a las «viviendas», por continuar con el lenguaje eufemístico, tienen tabiques de cartón o zinc, techos de uralita y ventanas que se protegen del frío nocturno y el calor diurno con plásticos. Felizmente, como el plástico es tan resistente, no tienen necesidad de sustituirlo con frecuencia, con lo que no contribuyen a la destrucción del planeta, aunque se trate tan solo de un plástico translúcido. Por lo que respecta a las calles que discurren por delante de estas «cajas de zapatos», destacan por sus altibajos y la ausencia de aceras, adoquines y alcantarillas.

No me extrañaría que más de una pareja se haya consolidado sentimentalmente gracias a las largas esperas frente al grifo

Como el neoliberalismo es capaz de superarse a sí mismo de continuo —en castellano diríamos «hacer de su capa un sayo»— con tal de sacar el máximo rendimiento de todo, ha montado rutas turísticas, al menos en algunos de los barrios menos peligrosos.

Volvamos, novamente, a Soweto, que podemos visitar acompañados de guía, ya que la casa de Nelson Mandela se ha convertido en museo. También podemos visitar unas pocas más en e incluso ser invitados por alguna familia, previo pago a la agencia organizadora, a tomar los platos tradicionales del township, que no son los que suele tomar habitualmente la población que allí reside, y disfrutar de algún baile tradicional de las damas, que visten trajes Namíbia el siglo XIX de un lujo sospechoso, igual de sospechoso que el de los vestidos de las falleras valencianas que vivían en barracas parecidas a las de estas villas sudafricanas.

Podemos visitar Soweto acompañados de guía, ya que la casa de Nelson Mandela se ha convertido en museo

Cuando se abolió el apartheid, todos pensamos que acabarían desapareciendo y que, em todo o caso, solo quedarían algunos como recordatorio de la barbarie humana. Formidable error: aquellos asentamientos donde ninguna persona «no blanca» quería vivir tienen ahora mismo más vecindario que nunca, porque os "veteranos" que fugiram da guerra e da pobreza do "outro" add África.

Muchos de sus habitantes originarios se dejaron la piel —o se la arrancaron los colonizadores blancos—, tanto en el país del «Arco Iris» del señor Mandela como en la vecina Namibia. Unos pocos negros y bastantes «coloured» han conseguido ocupar algunos «barrios blancos», no los más lujosos, Claro. Fim, aquello que decía Lampedusa en Il Gattopardo —«es necesario que todo cambie para que nada cambie»— también se ha cumplido en Sudáfrica. Talvez por isso, cuando no hace mucho visité el mismo township de ocho años antes, vi pocos cambios.

Los niños corrían detrás del balón a campo abierto imitando a los futbolistas de élite

Ainda, no quiero ser pesimista. Como entonces, los niños corrían detrás de pelotas de fútbol a campo abierto y con envidiables piernas, supongo que imitando a los futbolistas de élite que les visitaron por el mundial de fútbol. Las mismas envidiables piernas de sus padres y sus abuelos corriendo delante de los perros de la Policía del gobierno afrikáner. Aquella policía que frustró a tiros el futuro deportivo de tantos corredores negros. Certamente, el fútbol continúa siendo el deporte nacional de los «no blancos», nomeadamente, os pobres. Los blancos, por su parte y tras los elevados muros de sus urbanizaciones privadas, continúan disfrutando de un buen partido de rugby o de criquet delante de una cerveza rubia, a ser posible holandesa.

En resumen y volviendo por última vez a nuestros townships, preveo que acabarán convirtiéndose en «parques temáticos».

  • Compartilhar

Comentários (2)

  • Stells Manaut

    |

    grande produto. Preciosa la imagen del amor junto a la gota de agua.
    Hemos de ser concientes de la suerte que tenemos. El sólo hecho de abrir un grifo y que salga agua es como una suerte demilagro”. No nos miremos el ombligo; veamos mucho más allá de nuestro cómodo día a día. Talvez, algum dia, volvamos atrás. El cambio climático es evidente. Preservemos nuestro entorno; no dilapidemos los tesoros naturales. Pensemos en los demás y, sobre todo en lo que les espera a las nuevas generaciones si no hacemos un uso justo de nuestros privilegios

    Resposta

  • M José

    |

    Sobre alrdedor Fonte amor:
    Yo soy de un pueblo conquense en donde no había agua en las casas
    (Mi casa fue la primera q se puso el agua hace 48 anos)
    Las parejas se citaban en la fuente cuando las chicas iban a llenar el botijo

    Resposta

Escrever um comentário

Últimos Tweets

Não os tweets encontrado.