serie do Pacífico en DVD e Blueray
El mundo de equipaje. El primer libro de Ediciones ViajesalpasadoEl Maconde Africano de Javier Brandoli. Un libro de Ediciones Viajesalpasado

Las razones del viajero

Por: Diego Cobo (texto e fotos)
Los viajes han sido siempre la excusa perfecta para no mirarnos a nosotros mismos, para volver la cara al espejo. Y lo digo con la conciencia de haber recorrido un puñado de países de cada rincón del planeta, desde Alaska hasta Ushuaia, desde Sudáfrica a Iverness, desde Australia hasta el Himalaya.
  • acción
 

Perú en autobús: elogio de la desesperación

Por: Diego Cobo (texto e fotos)
El primer trayecto debía de durar 20 horas, pero se alargó a 36: primero “se cayó el cerro” –así dicen en Perú cuando hay un corrimiento de tierras–, después se cayó otro y entonces entró la noche, el calor tropical y la desesperación.
  • acción
 

Concord: leyendo a Thoreau con los pies

Por: Diego Cobo (texto e fotos)
En este tranquilo pueblo de Massachusetts empecé a comprender que el autor que más me ha arañado; que más me ha cambiado, nutrido, desvestido, separado de la tierra (“mi vivienda en las nubes es tranquila”, escribiu) y vuelto a vestir hablaba de cosas que yo, agora, tenía delante de los ojos.
  • acción

Nantucket: voltar á illa de Moby Dick

Por: Diego Cobo (texto e fotos)
Había decidido ir hacía tiempo, sin saberlo, cuando leí Moby Dick. Me dije: yo quiero vivir en Nantucket. Me imaginé casitas de madera con velas consumiéndose mientras el viento rodaba por calles estrechas y los pescadores, esgotado, se calentaban alrededor del fuego.
  • acción
 
 

Harlem: una noche con Marjorie
Por: Diego Cobo (texto e fotos)

La primera vez me tiró la puerta a las narices. La segunda, susurró un amable “come in”. La tercera comenzó a acariciar el piano. A Marjorie Elliot no le gusta que la molesten en su tiempo de trabajo, que parece inflamarse momentos antes de cada actuación.
  • acción
 

Don Quijote en bicicleta por Alaska
Por: Diego Cobo (texto e fotos)

Mi viaje comenzó con frío. Había decidido recorrer durante cinco semanas 1.600 kilómetros por estas tierras en bicicleta, sin más compañía que una tienda de campaña, las alforjas atiborradas de comida y cuatro pares de calcetines.
  • acción
 
 

Últimos tweets