Millet Wein und Trockenfleisch: “Tea House” Himalaya

FÜR: Alex Linke (Text und Fotos)
Vorheriges Bild
Nächstes Bild

info Überschrift

info Inhalt


"Amma, arco racksi cha? Eine, otro racksi, pero muy caliente …"

En los Caminos del Nepal Himalaya están llenos de posadas donde se los Caminantes detienen ein refrescarse y comer algo. En las rutas más por los concurridas "trekeros", Annapurnas y Everest, estas "Teehäuser" Sohn amplias y bien acondicionadas, con habitaciones, comedor y una cocina detrás.

Me pone de los nervios las de gente que Manadas recorren Meilen de kilómetros para tomar algo a lo que parecido comen Cada día

Aunque Sohn acogedoras y divertidas, no me interesan demasiado estos locales para turistas. Es wird einfach auf die Nerven die Herden von Menschen reisen Tausende von Meilen, so etwas, was sie essen jeden Tag zu Hause… Banana Crepes, Frito arroz, Spaghetti, Sandwiches, Pizzen… Essen kopiert, wiederholt, schlecht, geschmacklos…

Die gute ist immer die andere Seite der Tür, in der Küche. Dieser Ort "forbidden", in dem Touristen nicht bestehen und die nepalesische sind immer bereit, Sie lassen. Nur ein Lächeln und ein freundliches Wort. Einmal in der "heiligen" das Umfeld ist anders. Ich glaube nicht an endlosen Gesprächen über Reisen "legendären" hören, und man ist sicher vor den Banana Pancakes und Burger. Es ist heiß, kein Rauch, Nepali gesprochen, und die Codes unterschiedlich sind.

Kleine dunkle Chamizos, Zuflucht "Nordwind" und kalt

Zum Glück, sobald eine Abweichung nur wenige Meter von den üblichen Routen authentisch wirken Himalaya Lodges. Kleine dunkle Chamizos, Zuflucht "Nordwind" und kalt, wo man essen in der Küche, sitzt auf einer rauhen Holzbank läuft, mit den Eigentümern. Der Ort dient auch als Shop, mit einem Regal oder einem kleinen Schrank mit Grill und einer großen metallic Vorhängeschloss. Streichhölzer, Nudeln, Khukri Rumflaschen, Zigaretten, Weihrauch…

Im Inneren befindet sich ein "cool", ein Lehmofen, der die Mitte des Raumes einnimmt, mit 2 der 3 Öffnungen für Brände, wo sie sind beheizten Kesseln und Pfannen. Wenn die Familie hat florierte kann einen tragbaren Gasherd. Der Boden ist Schmutz Lauffläche und, mit Ausnahme der Tür, gibt es nur winzig kleine Fenster nach draußen.

El brillo de los platos de cobre, las teteras de aluminio ordenadas, los vasos brillantes

Lo que más me sorprende es la limpieza y el orden exquisito que reina en su interior. En los anaqueles deslumbra el brillo de los platos de cobre, las teteras de aluminio ordenadas, los vasos brillantes. Todo está perfecto, mucho más pulcro que en la mayoría de cocinas que conozco (incluida la mía, DEUTLICH…).

Geklebt, um die Wände sind Holzbänke mit Strohmatten, und ganz in der Glutbett inn Besitzer schließen. Kalender, Bilder von Shiva und Durga, ein kleiner Hausaltar voll Räucherwerk, REIS, Zinnober Pulver, und Blütenblättern.
platos tíico
El ambiente es denso, lleno de humo, caliente y agradable. Fuera cae la noche y el viento inclemente azota los montes. Hace mucho frío tras la puerta, pero dentro se está de maravilla. El humo no molesta, se agradece su calor.

Cocina avivando el fuego con una gran caña hueca por la que sopla

Der Inhaber, una mujer gurung, cocina avivando el fuego con una gran caña hueca por la que sopla. Los clientes hacen corro junto al calor de la lumbre. Las comidas son simples, rápidas de preparar y nutritivas. Por supuesto un “daal bhat” rústico, con una montaña de arroz, un cuenco de lentejas y un curry de verduras bien picante. Por unas pocas rupias se puede repetir todo lo que se quiera. Y además aperitivos, arroz y noodles salteados, chiura con leche, gachas de mijo, queso de yak, sopa de gundruk, judías de soja salteada, momos y pakoras fritas.

Se bebe té nepalí, con mucho azúcar y leche, agua directamente de la jarra, cerveza de arroz grumosa y ácida, y por supuesto racksi caliente. El racksi, “nepali water”, es el omnipresente vino de mijo de las montañas. Muchas familias preparan en casa este licor suave y transparente, que se parece al sake, und, como este, se toma caliente.

La hace tiras alargadas, y la cuelga encima del hogar para que se seque y ahume durante meses

Si hay suerte en la casa aún quedará algo de “sukuti masu”, la carne seca de cabra o búfalo de agua. Después del Dasain la familia conserva algo de carne, la hace tiras alargadas, y la cuelga encima del hogar para que se seque y ahume durante meses. Para cocinarla se rehidrata y se fríe con cebollas, tomates y un buen puñado de guindillas y pimienta de Szechuan. No puedo imaginar una combinación mejor para acompañar el vino de mijo.

Me encanta pasar tiempo en estos lugares toscos y familiares, donde es tan fácil entablar conversación, ESSEN, reír, estar dentro de una cocina y ver sus secretos y códigos. Porters, sherpas y campesinos arremolinados junto al fuego, Chat, Rauchen, sorbiendo racksi caliente que templa las manos, con un plato minúsculo de carne seca de cabra, dura y picante y quedándonos ciegos y embobados por el humo y el fuego. Las caras enrojecen y se tose mientras se trasiega alcohol. De cuando en cuando “didi” sale fuera para lavar un plato. Lo hace con ceniza, directamente en la fuente helada. Todos nos miramos y pensamos lo bien que se está dentro. Afuera hiela sobre las pendientes del Tukche.

"Amma, arco racksi cha!! Malay kodo ko racksi, dere mitto cha!"

  • Aktie

Kommentar schreiben

Neueste tweets

Keine Tweets gefunden.