Tierra de Brujas, de Maria Ferreira. Editado en la colección editorial Viajes al Pasado
El mundo de equipaje. El primer libro de Ediciones ViajesalpasadoEl Maconde Africano de Javier Brandoli. Un libro de Ediciones Viajesalpasado

Mandera, el lugar más peligroso del mundo para dar a luz

Por: María Ferreira (texto y fotos)
Mandera Kenia
Mandera, un territorio desértico casi tan grande como Bélgica, hogar de miles de personas que luchan por sacar adelante su ganado en la eterna lucha contra la sequía. Mandera, origen de la tradición oral, de los cantos, los poemas, las leyendas que la vida nómada trae consigo. Territorio de Kenia que hace frontera con Somalia [...]
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share

El coñazo de Miami

Por: Javier Brandoli (texto y fotos)
thumb_IMG_2399_1024
Decir abiertamente que no te gusta EEUU puede ser cool. Te coloca en este egocéntrico mundo viajero de las redes sociales, donde se presume de barro, en el pelotón de los viajeros interesantes. A pocos se le ocurriría criticar un viaje a un poblado africano, un aldea del Nepal o una de esas villas centroamericanas en las que las rotondas son la mejor atracción turística. Da igual, aunque apenas hayas salido del hotelucho en el que dormías y candaras la puerta cuando se ponía el sol (mucho mejor si dormías en una tienda de campaña) todo fue fascinante.
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share

De milagros, gaviotas y corales samoanos

Por: Laura Berdejo (Texto y fotos)
De milagros, gaviotas y corales samoanos
Jane me contó, mientras iba sacando café, papayas, tostadas, mantequilla, mangos y yo la iba siguiendo plátano en mano, que, más allá de fales y playas, de mercadillos ambulantes y de palmeras que rozan el mar, en Savaii había “un milagro”-.
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share
 
 
 
 

Jane’s Fales, acuarelas de la Polinesia
Por: Laura Berdejo (texto y fotos)

DSC03707
n un fale más grande, rectangular y sin tela lateral, Jane servía el desayuno todas las mañanas mientras los rayos del sol naciente se expandían por la superficie del agua. El resto del día era pulular: pasear por la playa, ir a la iglesia, buscar cangrejos ermitaños y quitarles la casita para ver cómo buscaban otra o sentarse en el cibercafé a charlar con la pareja de suizos que había dejado todo para instalarse en las inmediaciones de Jane.
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share
 

Últimos tweets