París: la perspectiva infinita

Por: Israel Alvarado (texto y fotos)
Previous Image
Next Image

info heading

info content

Et París qui bat la mesure…

He vivido en Francia un año. En concreto, en el centro del “Hexágono”, en la Creuse. El «culo del mundo», como dicen también por allí.

Para los paisanos del campo francés, París, está aún más alejada que para nosotros: les parisiennes son para ellos mucho más que nuestros madrileños, los de la capi, domingueros, etc. Ya sólo coger la autopista de pago (y bien pagada) les supone un esfuerzo considerable; y eso que, en el país vecino, son bastante dados a desplazarse. Aunque no son dados, por lo que yo conocí, a hacerlo sin planificar, así como tal.

He vivido en Francia un año. En concreto, en el centro del “Hexágono”, en la Creuse, el «culo del mundo»

“La región donde vivo es como un pequeño reducto galo (sí, como el de Astérix). Cuando salen de “excursión” por Francia intentan llevar consigo todas las provisiones posible, para no verse desabastecidos en el camino. A la manera de las expediciones cuando planean una ascensión, así, van trazando la ruta, fijando campamentos en los sitios donde serán bien acogidos, de camino al objetivo marcado.”

La Ciudad de la Luz está hecha para el turismo. Urbanizada de tal forma que en cada arrondissiment haya ubicado un monumento. Todo está diseñado para tener una ciudad en total equilibrio. Y que sirve de modelo a todas las demás.
¿Sabías que la pintura de la Torre Eiffel varía su tonalidad según se va acercando a la cúspide?. Esto le confiere un aspecto irreal y mágico, cuando se observa desde lejos.

La Ciudad de la Luz está hecha para el turismo. Urbanizada de tal forma que en cada arrondissiment haya ubicado un monumento

Por todos los lados te encuentras algo para ver, algo que reconoces y haces tuyo… ¿Quién no ha recreado alguna vez el ambiente de París viendo alguna de las muchas películas que la tienen por escenario?. Da igual cuál: comedia o drama, ficción o documental…, hay para elegir.

Yo recomiendo pasear París. A pesar de tener una superficie grande, con lo dicho anteriormente (es una ciudad que, desde Haussmann hasta, pongamos Mitterrand, ha sido sembrada con numerosos atractivos arquitectónicos), hace que la vista se pierda en las infinitas perspectivas y nos haga olvidarnos un poco de nuestros fatigados pies. Me parece interesante recorrer, en particular, el barrio de la Bastilla; por poner un ejemplo no tan típico. Sobre todo, es curioso el paseo elevado que discurre paralelo a la avenida Daumesnil, ocupando lo que era una antigua vía de tren. Se podrá entonces disfrutar del bonheur recuperado para el barrio. Y llegar, desde una vista diferente, a la intimidad de sus ciudadanos.

Me murmure, murmure tout bas..

  • Share

Comentarios (2)

  • Lydia

    |

    Me ha encantado el relato.
    Esta ciudad me trae bonitos recuerdos. La asocio a Cortázar, a música, a pintura… Merece la pena recorrerla andando para ir observando las diferencias entre unos barrios y otros. No sabía lo de la pintura de la Torre Eiffel.

    Contestar

  • Israel

    |

    París “bat a la mesure” como decía Brel en su famoso y loco vals…
    En mi última visita cumplí uno de mis objetivos: visitar el museo Marmotta, y quedé realmente impresionado.
    Un saludo y feliz 2013.

    Contestar

Escribe un comentario

Últimos tweets

No tweets found.