(II)… la actuación del circo de los niños con Sida

Javier Brandoli. Ciudad del Cabo

La actuación fue el 27 de abril, fiesta nacional en Sudáfrica que conmemora las primeras elecciones democráticas. Los niños, de la miserable barriada de Khayelitsha, se preparan para su gran momento. Todo dentro de un espectáculo profesional en el que se mezclan números realizados por los jóvenes de la escuela Zip ZaP con la aportación de los críos enfermos. El mensaje es rotundo: se puede hacer una vida normal y ejercicio si se toman los medicamentos, si se accede a ellos.

La energía de la carpa se enciende en segundos. Sin ñoñerías, las dos horas de actuación se convierten en una lección. Realmente lo que hace esta escuela es fascinante. Hay chicos no enfermos que hacen números a la altura del Circo del Sol (es una de las empresas que ayuda a esta escuela). Quizá la historia de los chicos con HIV sea más impactante, pero muchos de los chicos “profesionales” que salen al escenario han encontrado aquí también un futuro que era imposible. Es brutal comprobar que aquellas clases de un solitario gimnasio de Khayelitsha se convierten es un espectáculo de luces, risas, color y aplausos, muchos aplausos.

Mantengo el plan de ayudar a este proyecto. El Consulado español ha confirmado que se implicará en la promoción de un acto que se celebrará a finales de agosto o principios de septiembre para financiar las clases de los pequeños. Lo iré explicando en mi blog. Todo el que quiera ayudar, como ya he dicho otras veces, estará invitado. Se explicará en detalle.

  • Share

Escribe un comentario

Últimos tweets

No tweets found.