Chitwan: el parque en el que se inspiró “El Libro de la Selva”

Por: Alfonso Polvorinos (texto y fotos)
Previous Image
Next Image

info heading

info content

Joseph Rudyard Kipling, poeta y escritor británico, nació en Bombay (India) en 1865. y murió en Londres en 1936. Le tocó vivir épocas bélicas y no en vano se hizo famoso entre sus compatriotas por dedicar poemas y relatos a la tropa británica en India; pero no es por este motivo por el que esta semana he decidido traer a la figura de este genial escritor a Viajes al Pasado, sino por una de las obras que escribió. Fue en 1894 y su título original era “El libro de las tierras vírgenes”. Unos años después Kipling recibió el Premio Nobel de Literatura (1907). Su obra fue llevada al cine, como algunas otras de su autoría, y el título fue modificado: “El libro de la Selva” (Jungle book). Muchas han sido las versiones y directores que la han inmortalizado en la gran pantalla. Todas ellas  con mayor o menor grado de libre interpretación según quién la llevaba al cine.

“El Libro de la Selva” original estaba compuesto en realidad por un conjunto de cuentos y fábulas de la selva india. De sus animales. De leyendas, mitos y deidades, pero también con el componente humano como protagonista (Mowgli, un niño criado entre lobos como seguro recordaréis). Supongo sería su homenaje personal a la tierra que le vio nacer en el seno de una familia británica. Imaginaciones y versiones aparte, el lugar que parece sirvió a Kipling como ambientación no fue otro que las tierras bajas del actual parque nacional Royal Chitwan (Nepal), en el linde con India.

Royal Chitwan es un lugar mágico que se convirtió en el primer parque nacional de Nepal. Un mundo de nieblas y selvas a 400 metros de altitud en el país del Himalaya y los ochomiles. Biodiversidad sin parangón y uno de los parques naturales asiáticos de mayor renombre para los safaris fotográficos. En este parque me quiero detener hoy.

Lamentablemente nada queda de la figura de Kipling en la zona pero si de la naturaleza que le sirvió de inspiración

Aquí viven todos y cada uno de los protagonistas de la novela, en carne y hueso: el tigre, el oso negro, la serpiente, los elefantes… Lamentablemente nada queda de la figura de Kipling en la zona pero si de la naturaleza que le sirvió de inspiración. Chitwan es célebre entre los aficionados a la naturaleza por convertirse en uno de los pocos lugares en el planeta en el que todavía subsiste el amenazado rinoceronte indio o asiático de un solo cuerno. Kazirangha en India y Royal Chitwan albergan las dos poblaciones principales de este enorme perisodáctilo. Más de 2 toneladas de gigante herbívoro de hábitos semiacuáticos, pues pasa mucho tiempo en las charcas y arroyos que proliferan en su hábitat selvático. Allí encuentra las plantas que tanto le gustan.

Actualmente los lodges del parque nacional organizan safaris fotográficos a lomos de otro gigante: el elefante asiático, el mejor todo terreno posible para acercarse, no sólo hasta casi tocar con la mano al rinoceronte, sino a los escasos tigres que todavía campan por la selva nepalí. Muchas emociones en un solo safari, que pueden multiplicarse al navegar el río Rapti, con sus orillas llenas de cocodrilos, gaviales (foto) y decenas de especies de mariposas. Una delicia siempre y cuando no nos topemos cara a cara con el simpático Baloo, que si bien Disney se encargó de convertirlo en un personaje afable y juerguista, los habitantes locales no piensan lo mismo. Es mucho más peligroso que el tigre, aseguran. Mejor no comprobarlo…

Más información: Paraísos del Mundo. www.ecoparaisos.blogspot.com

  • Share

Escribe un comentario

Últimos tweets

No tweets found.