Javier Reverte: “África tira una y otra vez de mí”

Previous Image
Next Image

info heading

info content

-José Alejandro Adamuz: ¿Qué sería de los viajes si no existiera la literatura? ¿Es posible Ulises sin Homero?
-Es que el viaje es pura literatura. Porque, en principio, es un territorio imaginario -cuando lo planeas- que se convierte en un territorio real. ¿No está viva en tu alma la alta literatura? Sin Homero no habría Ulises, desde luego. Pero luego Ulises se ha impuesto a su creador durante siglos. Ese sí que es un triunfo literario.

-Nuria Martí: Javier, el primer libro que regalé al que ahora es mi marido fue “Vagabundo en África”. Él se negaba viajar por África, supongo que por la mala prensa que tiene, pero nada más leerlo tuvo unas ganas tremendas de viajar por ella y, hasta ahora, no hemos dejado de conocerla. ¿Qué sentiste la primera vez que pisaste África y con qué país te quedarías?
-Sentí un profundo alboroto de los sentidos y, también, la emoción de cumplir un viejo sueño que alenté desde la niñez. Tanzania es mi favorito. El peor, Guinea Ecuatorial.

Sin Homero no habría Ulises, desde luego. Pero luego Ulises se ha impuesto a su creador durante siglos. Ese sí que es un triunfo literario

-Alfonso Aspiroz: ¿Qué culturas autóctonas de África destacaría por haber permanecido casi intactas, sin influencias externas, ancladas al pasado?
-Nada está incontaminado ya en ningún lugar del mundo, salvo en algunos rincones de la selva amazónica. De todas maneras hay contaminaciones estupendas, como el hecho de que los masai puedan tener nevera y las mujeres africanas, lavadoras automáticas.

-Martín Peleteiro: Creo que he leído que de Sudamérica le apetece visitar Bolivia, ¿por qué Bolivia y no otro país sudamericano?
-Porque no conozco Bolivia. Los otros países latinoamericanas, casi todos.

-Mario García: Decías en tu último libro que te quedaban muchos otros sitios por conocer, ¿por qué un nuevo viaje a África?
-África tira una y otra vez de mi. Tengo contraído “el mal de África”, una hermosa enfermedad.

Hay contaminaciones estupendas, como el hecho de que los masai puedan tener nevera y las mujeres africanas, lavadoras automáticas

-Diego Orive: ¿Es Lalibela, y Etiopia en general, un lugar que esconde cosas dignas de visitar?
-Etiopía es un país sorprende y muy distinto a todos los de África. Lalibela no lo conozco: pasé al lado, pero no paré. Tengo empacho de piedras después de tantos años viajando.

-Óscar García Muñoz: ¿Por qué ha tardado varios años en escribir o publicar el relato de los viajes por África que describe en su nuevo libro, cuando viajes que ha hecho con posterioridad ya están publicados (“El río de la Luz y “En mares salvajes”)?
-No hice esos con posterioridad. Te pongo fechas: viaje de “El río de la luz”, verano de 2006; viaje al norte de Kenia, febrero de 2008; viaje “En mares salvajes”, verano de 2008; viaje al oeste de Tanzania, febrero de 2009.

-Francesc Feliu: Javier, cuando preparas un viaje ¿primero decides el destino y luego te informas de su historia o en función de lo que has leído planificas un viaje?
-Pienso adonde me apetece ir por un impulso siempre literario, me documento, preparo una ruta (siempre la cambio en el camino) y me voy. Vuelvo y escribo.

Tenemos la peor generación de políticos de la democracia. No hay estadistas. Los políticos de hoy no piensan en las generaciones del futuro, sino en las próximas elecciones

-Carlos Lázaro: Para un enamorado como tú de Grecia, de su historia, gentes y cultura…, y teniendo en cuenta tu espíritu europeo integrador y antinacionalista, ¿qué crees que deben hacer los políticos actuales para salvar a Grecia, Portugal e Italia de la crisis terrible que nos azota?
-Deberían tener grandeza de miras, pensar en la historia y no en sus pequeños intereses. Tenemos la peor generación de políticos -en Europa y España- de toda la historia de la democracia. No hay estadistas. Los políticos de hoy no piensan en las generaciones del futuro, sino en las próximas elecciones. Y son estúpidos, porque todos las van perdiendo por su ceguera.

-Elena: Al finalizar un gran viaje siempre se planea el siguiente. ¿Cuál es el próximo, Reverte?
-Me voy a Irlanda el mes que viene y en agosto al Yangtsé, en China. Si Dios, el diablo o el euro no lo impiden.

-Carlos: He leído muchos de sus libros de viajes, pero nunca ninguno sobre África, ¿cuál me recomendaría para empezar? ¿Siguen algún tipo de orden?
-Pues el primero de todos, “El sueño de África”. Y no hay en ellos ningún tipo de orden, son independientes.

No encuentro un nombre más bello que el de África. ¿Ha reparado que su mapa tiene la forma de un corazón humano?

-Mario: Excelente trabajo, señor Reverte. Usted que ha estado en esos sitios que muchas veces parecen sacados de la imaginación de un monton de niños: ¿Si pudiera otorgarle un nuevo nombre a Africa cuál sería y por qué?
-No encuentro un nombre más bello que el de África. ¿Ha reparado que su mapa tiene la forma de un corazón humano? Lo dijo Graham Greene.

-Isidro y Eduardo: Por todo lo viajado y escrito sobre África, ¿le transmite este continente sensaciones que no encuentra en otros lugares? ¿A qué se debe ese magnetismo?
-África es muy sensorial, viaja uno por ella a bordo de los sentidos.

-Aitor Uranga: Hola Javier, siempre un placer saber de ti, sobre todo cuando has terminado de escribir un libro, y en especial si es sobre África, por la pasión que nos trasladas. Tengo en mente lo relatado sobre el Río Congo. Estuviste a punto de dejar tu vida en él. Los que hemos viajado por África, aunque menos que tú, sabemos que es un continente donde las experiencias son más “crudas”, ¿es ello lo que te engancha?
-No, no me enganchan las experiencias “crudas”. No soy de ese tipo de aventurero que viaja combatiendo con boas y guerrilleros. Me enganchan la gente, la naturaleza y la sensualidad del continente.

No soy de ese tipo de aventurero que viaja combatiendo con boas y guerrilleros. Me enganchan la gente, la naturaleza y la sensualidad del continente

-Gema Rovira: Por mi parte la pregunta más sencilla del mundo: ¿Por qué el título “Colinas que arden lagos de fuego”? Imagino que será por la foto en la que se ha sacado el atardeder que se ve el cielo como que arde y se refleja en el lago ¿O hay algun transfondo?
-No es por la foto; es al contrario: busqué una foto apropiada al título. Los territorios que recorrí en el norte de Kenia, a mediodía parecían arder. Y el lago Tanganyka era un incendio en los atardeceres. Son dos títulos reales que parecen metáforas.

-Roberto Martín: ¿Cuál cree usted que es la causa principal del desastre en el que está sumido el continente africano: el colonialismo o la propia cultura y forma de ver la vida de los africanos?
-El colonialismo, sin duda. destruyó el tejido social africano con mapas artificiales que son los que prevalecen. Y, claro, la sobrexplotación de los recursos naturales africanos ha sido determinante.

-Martín: ¿Por qué no tiene ni twiter ni facebook?
-Porque dedico todo mi tiempo de escritura a hacer libros. No descarto “twitear” más adelante.

En el Yukón no podía aventurarme solo en una canoa, necesitaba ir con gente experimentada. De otro modo, me hubiera ahogado o me hubiese comido un oso

-Ángel Terrones: El verano pasado estuve en Etiopía. Hicimos una travesía por el lago Tana, porque varias personas te habíamos leido y nos habías llenado de inspiracion para realizar el mismo recorrido ¿Qué es lo que has encontrado en África que te inspira tanto y no has llegado a ver en otros sitios?
-Ya lo he contestado en otra pregunta: sobre todo la sensualidad. África es un placer para los cinco sentidos. O quién sabe si para los seis o los siete, porque yo creo que tenemos más sentidos ocultos que los famosos cinco.

-Mónica: No entiendo por qué un viajero solitario como tú se ha decidido a viajar acompañado tanto al Yukon como, ahora, a África. ¿No le resta vivencias? ¿Qué le añade?
-Creo que lo he explicado en los dos libros. En el Yukón, no podía aventurarme solo en una canoa, necesitaba ir con gente experimentada. De otro modo, me hubiera ahogado o me hubiese comido un oso. Pero el resto del viaje por Alaska y Canadá lo hice solo. En cuanto al libro de África, no pensaba escribirlo: sólo tenía intención de pasear por África con un grupo de amigos. Pero luego uno toma notas, piensa en literatura, recuerda experiencias, imagina… y en fin.

-Amaia Iribarren: Se ha convertido desde hace unos años en mi escritor favorito, sobre todo desde que pisé suelo africano por primera vez. Estoy enganchada a su prosa porque me hace revivir buenos momentos y es muy fácil de leer. Hace unos días leí en un periódico en la presentación de su nuevo libro que decía: “África es fatigosa y cansada, pero es como una mala mujer de la que te has enamorado pero tienes que volver a ella”. Ésa es la pasión que siente y nos hace sentir. En sus libros menciona a la mujer pero… ¿para cuándo un libro dedicado a la mujer africana?
-Yo escribo de viajes y un libro sobre mujeres africanas es más bien un tema sociológico. Pero en mis libros africanos aparecen mujeres, ¿no?. Y gracias por lo de tu escritor favorito, mi lectora favorita.

  • Share

Comentarios (5)

  • Juancho

    |

    Admiro a este hombre. Muchos lo piensan. él no se conformó con pensarlo. Lo hizo. Y cada vez que tiene ocasión nos lo cuenta, para gozo de los que seguimos soñando. Gracias a Viajes al Pasado por darle el altavoz que merece

    Contestar

  • Maribel

    |

    Acabo de comenzar el libro y me está encantando. Reverte tiene una forma de explicar África especial. De acuerdo en que “el mal de África es una hermosa enfermedad”.

    Contestar

  • Christian

    |

    Los pequeños detalles hacen grandes los viajes y Javier cuenta esos detalles como nadie. Hace tiempo que estoy enganchado a sus libros. Enhorabuena

    Contestar

  • marylo

    |

    Javier ya he leido tu ultimo libro sobre Africa y debo decirte que me ha gustado ,pero menos que tus otros tres ¿sera porque has viajado con compañeros?,pienso que no hay como viajar un poco a la aventura,y luego plasmarlo de esa manera que tu sabes tan facil de leer para todos.Sigues siendo mi escritor favorito,pues he leido todos tus libros en especial los de viajes.¿para cuando el siguiente?

    Contestar

  • joaquín

    |

    Estoy de acuerdo con marylo. Este libro, siendo bueno, no tiene el aroma fresco de aventura de los otros tres. Quizás sea porque no viaja solo y en cierto modo transmite la sensación de un viaje organizado como el que pudiera hacer cualquier turista. No obstante lo dicho, no puedo dejar de expresar mi pasión por la literatura de Javier y reconocer que he viajado con sus relatos a través de la imaginación como nunca lo había hecho con ningún otro autor. Gracias Javier y sigue deleitándonos durante otros cincuenta años mas por lo menos.

    Contestar

Escribe un comentario

Últimos tweets