Salar de Uyuni: un mundo de sal

info heading

info content

Es el limbo la Tierra, la versión más real del universo Matrix, a 3.650 metros de altitud. El salar de Uyuni es blanco como un cuadro sin empezar, como un velo gigante de novia, como la imaginación de un ciego. Es infinito como el horizonte, libre como el sueño de un condenado, plano como la conciencia de un niño. El salar de Uyuni no es nada absoluto, un territorio de 12.000 kilómetros cuadrados al sur de Bolivia, sal por todas partes, un desierto que no debiera existir porque representa un auténtico sinsentido. Y sin embargo, es hermoso.

No resulta fácil conducir sobre un terreno sin referencias. No hay rumbo donde no hay nada a lo que dirigirse y por lo tanto no hay prisas ni tiempo… ni sensación de velocidad. No pude resistirme a la gamberrada y aceleré el 4X4 a 140 km/h durante casi un minuto con los ojos cerrados, cosas de estar en el limbo.

Sin embargo, más allá de estas extravagancias un tanto oníricas, el salar constituye la primera reserva de litio del mundo, y ¿quién lo iba a decir? el litio sirve para fabricar baterías, hacer bombas de calor, obtener secantes, aleaciones de aluminio, cerámicas, telescopios, naves espaciales, submarinos… y además tiene aplicaciones nucleares. Es decir, el salar de Uyuni no sólo atrae el interés de los turistas. Diversas empresas internacionales ya están afilando sus contratos de extracción, porque la codicia no entiende de paisajes.

No pude resistirme a la gamberrada y aceleré el 4X4 a 140 km/h durante casi un minuto con los ojos cerrados, cosas de estar en el limbo.

Nosotros sólo vimos trabajadores recogiendo la sal a paladas, desgastando la salud en un lugar que quema los ojos, de forma literal, apilando montones de cloruro sódico corrosivos para la piel, con la resignación de un pueblo que siempre ha vivido a orillas de un mar sin agua.

En el centro de este mar hay varias islas que han tenido la ocurrencia de estar ahí, como una broma. La principal es conocida como isla Incahuasi, porque formaba parte de la ruta de los incas -¿qué se les habría perdido allí a los incas?-.

La isla brota de la sal y se empeña en generar vida, como un desafío a la razón. Un ejército de cactus gigantes se apiña por todo Incahuasi, para combatir tal vez la soledad que le rodea. Tienen porte esas plantas, erguidas sobre el único pedazo de roca a la vista, con tanta dignidad que  aquello parecía normal. Una mujer aymara miraba la blancura como se mira un folio en blanco y allí estuvo unos minutos contemplando su tierra salada, pensando quizás si estaba viva o estaba muerta, si hay futuro en un mundo de sal, si ese horizonte, si esa nada nívea tenía algún sentido, si no estaría por fin en el limbo, porque al fin y al cabo, a 3.650 metros sobre el nivel del mar se está más cerca del cielo.

La música del vídeo que acompaña este artículo es de Nacho Sotomayor, un fenómeno que hoy se estrena también en VaP. Recomendamos que estéis atentos a la música de los próximos vídeos de la sección Un Mundo Aparte.

Búsquedas realizadas:

  • Share

Comentarios (16)

  • Ana

    |

    Es un video genial en términos globales porque, efectivamente, más allá de las imágenes, el lugar, el TEXTO.. la música es maravillosa.

    Contestar

  • Lydia

    |

    No puedo añadir nada más a lo que ha dicho Ana. Ha sido breve y concisa, pero lo ha dejado muy claro.

    Contestar

  • Rosa

    |

    Realmente parece un lugar visualmente cautivante. Sin duda una joya de los territorios de altura. Supongo que para los que habéis tenido la suerte de visitarlo os debe parecer un paisaje surrealista.

    Contestar

  • Daniel Landa

    |

    Me alegra ver que el salar de Uyuni sigue conmoviendo. Gracias por esas palabras amables. Hay lugares que al recordarlos, uno se pregunta si en realidad los soñó…

    Contestar

  • Rafael Galeano

    |

    Las imágenes y los escritos, juntitos..las imágenes y los escritos, salen de los corazoncitos. Sois parte de la estela del Renacimientito (tenía que tener sentido y rimar…jejeje)

    Contestar

  • mayela mendoza

    |

    quede impresionda por este video no solo el lugar facinante sino tambien las personas q aparacen la vegetacion al rededor.
    felicidades por grabar escenas de estos lugares

    Contestar

  • Zabagonz

    |

    Impresionante. ¿Estáis grabando próximos programas o son trozos que no se emitieron?. Si estáis grabando estamos de suerte. Gracias por las píldoras para sofocar el mono.

    Contestar

  • Daniel Landa

    |

    Hola Zabagonz: éstas son pequeñas píldoras, como dices, con algunos planos inéditos de la serie Un Mundo Aparte. Seguimos buscando nuevos destinos. Espero que pronto haya lugares recónditos que mostrar.

    Contestar

  • Ana MT

    |

    Genial, como siempre.

    Contestar

  • carol

    |

    Daniel.que rumbo piensan agarrar hoy o ha que lubar del planeta,excelente trabajo viejos

    Contestar

  • Daniel Landa

    |

    Pues hoy visitamos Bolivia y Perú, historias del Altiplano: El Imperio de los hijos del sol!

    Contestar

  • Mayte

    |

    Maravilloso episodio por cierto! Probablemente mi preferido.Daniel, qué vértigo de carretera……menos mal que, el descuvrimiento de lps aimarad compensa tanto «canguis». Gracias de nuevo ..)

    Contestar

  • juan carlos

    |

    Daniel.tenes pensado hacer otra expedicion .y para que rumbo del planeta,algo similar a la buelta al mundo…

    Contestar

  • diego

    |

    Enhorabuena por poder dedicarse a viajar por nuestra preciosa Tierra y mostrar lo que todavía existe fuera del mundo moderno. La serie de “Un mundo aparte” me pareció excelente a todos los niveles.

    Tuve la oportunidad de realizar un viaje por el altiplano boliviano y me cautivó totalmente, bueno realmente me cautivó mucho antes sólo leyendo y mirando mapas sobre él.

    Si tenéis la suerte de poder volver me permito aconsejaros un par de pequeñas joyas junto al gran salar. La visita al salar de Coipasa (más pequeño, sin tanta potencia en su contenido en sales, pero absolutamente virgen y prácticamente desconocido) y los cráteres de impacto de meteorito (que, perdón por la medalla, ni mi guía conocía) que dejan sin palabras.

    Un saludo,
    Diego

    Contestar

  • Laura

    |

    Que descripción tan gráfica y tan bonita del salar…por si las imá
    genes no fueran suficientes

    Contestar

  • Javier Barragán Sánchez

    |

    ES MI BOLIVIA , AHORA CON DAKAR 2014 HALLALLA MUNDO

    Contestar

Escribe un comentario

Últimos tweets

No tweets found.