Ushuaia no es el fin del mundo

Había demasiada gente para ser el fin del mundo. En Ushuaia se acaba Argentina agotada ya por los caminos de ripios y las soledades del sur. La Tierra del Fuego tiene nombre de fábula y la leyenda anima a los mochileros que se deciden a cruzar paisajes hasta donde les detiene el mar. Pero cuando uno alcanza la ciudad más austral del mundo, le aborda el sobresalto inesperado del trajín de gente.

Nosotros llegamos en pleno verano, estrenando un enero que allá en el sur alivia a los hombres con un sol sin reservas. Las calles de Ushuaia están ordenadas, con tiendas donde comprar chocolatinas, postales o fundas para los móviles. Hay demasiado tráfico y las adolescentes se arreglan para salir a pasear con garbo su adolescencia por el paseo marítimo. Las casas tienen tejados pronunciados augurando inviernos cuajados de nieve, pero en esa época del año, este lugar no me pareció ni remoto ni legendario.

Ushuaia está considerada la ciudad más al sur del mundo, reclamo suficiente para viajeros intrépidos y coleccionistas de emblemas geográficos.

Ushuaia presume de sus ránkings: tiene el tren más austral del mundo, junto a la estación de esquí más al sur, las carreteras americanas terminan en este lugar, igual que la cordillera de los Andes o las últimas bahías del mundo. Como tiene más de diez mil habitantes, Ushuaia está considerada la ciudad más al sur del mundo, reclamo suficiente para viajeros intrépidos y coleccionistas de emblemas geográficos.

Sin embargo, cuando navegamos el canal de Beagle, divisamos en la distancia una población aún más austral. Era Puerto Williams, en territorio chileno, pero como no tiene aún esos diez mil habitantes se queda sin récord. El caso es que más al sur de Puerto Williams se encuentra Puerto Toro, también chilena y ellos sí presumen de ser la localidad más austral de América. Sin embargo, mucho más al sur, una treintena de habitantes se ríen de los habitantes de Puerto Toro. Hay que alcanzar la isla del Rey Jorge en la Antártida para encontrar Villa de las Estrellas, la considerada última población de la Tierra… de no ser porque una base argentina permanente al sur de la isla, en la bahía de la Esperanza, da nombre al Fortín Sargento Cabrales y, que yo sepa, ahí se acaba el sur del mundo.

En resumen, Ushuaia está al norte de mucha gente.

En resumen, Ushuaia está al norte de mucha gente. Sin embargo, más allá de la estadística, me pareció un lugar habitable. Como sucede en Alaska, los lugares alejados del ecuador suelen abrir sus puertas en verano y refugiarse al calor de la hoguera en invierno.

De Ushuaia parten los barcos que atraviesan el cabo de Hornos, desde este punto los marineros se preparan para afrontar tempestades, desde aquí, eso sí, se viaja a la nada, a los hielos, al mundo de los elegantes marinos y los pingüinos. Y junto a las costas se elevan los faros que alumbran la derrota de los barcos fantasmas que quieren seguir abriendo mar, hacia donde empieza el hielo, la nada. Más que el final, Ushuaia me pareció el comienzo de aventuras imposibles. Éste es el último resguardo de los hombres que anhelan salir al encuentro de nuevas intemperies.

Pasamos varios días de playas frías y conversaciones amenas en Ushuaia. Los turistas nos hacíamos fotos junto al cartel que anuncia el fin del mundo, pero lo cierto es que no pude evitar una mueca nostálgica junto al cartel. Yo conocí el fin del mundo -pensé-, se llama Pequeña isla del Diomedes y está muy lejos de aquí. 

  • Share

Comentarios (5)

  • Berta

    |

    Nada que ver con las Diomedes. No le veo el encanto a Ushuaia.

    Contestar

  • Mayte

    |

    Daniel, sin palabras me he quedado con La Catedral de Mármoll,Perito Moreno y las imágenes, música y aventura que nos regalais..yo también me he sentido pequeña. Hermosisimo Mundo Aparte

    Contestar

  • Daniel Landa

    |

    Muchas gracias Mayte

    Contestar

  • Carlos Peñalara

    |

    Preciso programa “Mundo Aparte” y mucha, mucha envidia sana.
    Un saludo y buen viaje.

    Contestar

  • Cecilia

    |

    Como Argentina, te puedo decir que el problema psicologico que tiene mi pais por creerse siempre los mejores en Algo, es impresionante! jaja Hasta alardea de Tener una reina Argentina en Europa, jaja!! Pero es Verdad!!! yo creo que se trata mas de lo comercial y que nadie se preocupa en Desmentir! Gracias por el Articulo 😉 ya lo estoy promoviendo !!
    Saludos, desde Códoba – Argentina!

    Contestar

Escribe un comentario

Últimos tweets