Tierra de Brujas, de Maria Ferreira. Editado en la colección editorial Viajes al Pasado
El mundo de equipaje. El primer libro de Ediciones ViajesalpasadoEl Maconde Africano de Javier Brandoli. Un libro de Ediciones Viajesalpasado

Posts Tagged ‘tibet’

 
 

Lago Yamdrok: el monasterio budista que salvó la mujer-cerdo

Por: Ricardo Coarasa (texto y fotos)
En la ruta hacia el Everest, el fascinante Lago Turquesa contempló hace tres siglos, junto a la cordillera más alta de la tierra, a la reencarnación femenina más famosa del Tíbet. Es un paisaje apabullante que está impregnado del misticismo que envuelve los rincones que las montañas han arrebatado al silencio.
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share
 
 

Zhangmu: la deconstrucción del aventurero
Por: Ricardo Coarasa (texto y fotos)

Zhangmu: la deconstrucción del aventurero
Zhangmu, en la frontera con Nepal, es un montón de casas abigarradas colgadas de un barranco de espesa vegetación donde los monzones hacen estragos. Los desprendimientos son habituales en esta época del año e, inevitablemente, cada cierto tiempo un pedazo del pueblo se precipita ladera abajo, hacia el arroyo, engullido por la montaña.. Por Ricardo COARASA.
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share
 

Tingri: el paraíso de la desolación
Por: Ricardo Coarasa (texto y fotos)

Tingri: el paraíso de la desolación
El destino debe tener cuentas pendientes con Tingri, la última parada en el Tibet profundo antes de llegar a la frontera con Nepal. De otra manera no se entiende que la haya rociado de pesadumbre de forma tan descarnada. Mires donde mires, la misma desazón, idéntico desaliento. El futuro sólo alcanza hasta donde se pierde la vista: una pista polvorienta que parece una condena. ¿Hacia dónde huir? No saqué fotografías. No hacía falta.
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share
 

Rongbuk: cuando cae la noche
Por: Ricardo Coarasa (texto y fotos)

Rongbuk: cuando cae la noche
En Rongbuk, los ojos centelleantes de los perros salvajes acechan al turista que se aventura en la oscuridad; ponerse una lentilla es un espectáculo de magia negra; cualquier comistrajo, un manjar y dormir, empeño imposible. Cientos de botellas de cerveza vacías -a 5.000 metros de altura, afortunadamente, también se da de beber al sediento- se amontonan formando un muro con las mejores vistas del mundo: un amanecer en el Everest.
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Meneame
  • Share